You are currently browsing the category archive for the ‘Senegal’ category.

“Courant bokoul akbatterie”; proverbio wolof que significa literalmente “no es lo mismo la corriente que la batería”. Se suele utilizar para las comparaciones y significa que no es lo mismo la corriente eléctrica, que está ahí siempre, que la batería, que cuando se acaba se apaga.

 

En el Dar Salam, esperábamos a Bouba que nos traía unas hamburguesas para cenar. Justo cuando terminábamos se desató una de esas tormentas de viento huracanado, que piensas va a arrancar todos los árboles de cuajo… no tuvimos ni tiempo de ofrecerle nuestras capelinas, que ya había desaparecido en la oscuridad, engullido por el jarreo de agua.

Esa fría mañana la neblina se detenía sobre los arbustos, en la carretera a Kédougou… en una hora nos habríamos marchado apretados en los asientos traseros de un taxi, después del abrazo con Bouba con los ojos llenos de sueño, camino a Tambacounda.

El taxista tenía poco arte a la hora de esquivar baches, y por si eso no fuera suficiente, le xiflaba el “cante Jondo” senegalés; así que pasamos otras 4 horas infernales… Cuando llegamos al “park” estira y afloja oooootra lidiando con los taxistas.

El siguiente sept places no salía hasta después de comer (aprox), así que buscamos un puesto de bocadillos… el único lugar que encontramos no tenía muy buena pinta, pero nos salvó de ahogarnos bajo el tormentón del mediodía.

Salimos que aún llovía, por el cristal no se veía ni torta… yo creo que esta vez, nuestro taxista intuía más que conducía. En Vélingara nos asaltaron como 15 conseguidores de clientes, y oye! tuvimos el ojo de escoger a Lovi, un señor muy pulcro, que arrancaba el coche haciéndole un puente… pues, es que había perdido las llaves, hombre!

  • Hotel Dar Salam (Kédougou): 20.000 xof/hab.doble con baño.
  • Sept places Kédougou -Tambacounda (4:00h): 7.000 xof/pers.
  • Sept places Tambacounda-Vélingara (1:30h): 2.500 xof/pers. + 500 xof/mochila.
  • Taxi paso frontera Velíngara – Base Santa Su: 2.000 xof/pers.
  • Visado de entrada a Gambia: 2.000 dal/pers + 400 dal/pers. de gastos. (el cambio estaba a 1€=56 dal).

 

.

La salida de Senegal fue fácil, sonrisa en boca, alguna que otra pregunta del agente de Aduanas, y un saludo amistoso con Lovi bastaron para conseguir el sello de salida… el de entrada a Gambia, ya fue otra cosa.

En cuanto entramos por la puerta de la caseta, el agente se levantó de un brinco aleteándonos para que no tocáramos nada!!! debíamos lavarnos los brazos y la cara con el jabón en polvo para lavadoras que tenían preparado contra el Ébola, y tomarnos la temperatura… después ya hablaríamos. Como tenían todo el tiempo del mundo, quisieron remover toda la ropa sucia de Óscar, y el neceser de medicamentos… ahá! ah sí! que se los quiere quedar todos? señor agente, no son drogas, son para el dolor de cabeza y para las alergias, para la malaria… ah sí! también hay tiritas, compresas… bueno, vale! vale! ya veo que le da cosa hablar de la menstruación! lo recojo todo y nos vamos… gracias por su dedicación!. Pero nos deja deberes para cuando lleguemos a Base; debemos sellar y pagar el visado.

Ah! por fin! Mohamed, nos ha encontrado un poco perdidos y nos ha hecho de guía improvisado hasta encontrarnos un alojamiento sencillo pero limpio.

6137_tornada Kédougou

.

 

 

La vida en este pueblo frontera, parece tranquila… los carros tirados por mulas, los vendedores de mangos y bananas, los herreros, los que cosen…

Al final de una larga calle, la esquina desde dónde salen los buses verdes, los que tienen pantalla de led en sus costados, y en letras naranjas indican su destino; esos son los que recorren todo el país (a lo largo… porque a lo ancho ¿?… tendremos que cruzar en lancha ;) … a Georgetown o Janjanbureh.

destino?… Kuntaur – Wassu.

No sabemos si allí hay alojamiento, pero creemos que vamos bien para estar cerca de Baboon Island y del proyecto de conservación CRT (Chimp Rehab Turst).

6217_kuntaur

.

Stella Marsden, que vivió la mayor parte de su vida en Gambia, fue pionera al establecer el “centro para la reinserción de chimpancés huérfanos a su hábitat natural”. A los jóvenes los venden como mascotas después de haber matado a sus madres. Cuando crecen se convierten en una carga, pero no pueden volver a su hábitat natural, porque dependen del hombre.

Stella Marsden se embarcó en el proyecto implicando a la comunidad local. Ahora, además del centro de reinserción, el pueblo de Sambel Kunda cuenta con una escuela y una clínica

.

Atravesamos el río por Janjanburhe… ojo! con los piratas de lanchas! que el precio quede claro desde el principio.

6191_baboon island

.

El minibus ya esperaba en la playa para alojar a todos los pasajeros y a todos sus bultos hasta otra locura de aparcamiento para transportes y carros. Y como no habíamos subido aún a ningún carro, nos sentamos tan alegres… meneándonos a paso de mula, nos  fuimos desplazando bajo un sol de justicia, entre arrozales a medio sembrar.

  • Autobús Basse – Bansang: 50 dal/pers.
  • Autobús Bansang – Janjanbureh: 20 dal/pers.
  • Lancha del río en Janjanbureh: 10 dal/pers + 5 dal/mochila.
  • Microbus a Wassu: 30 dal/pers + 20 dal/mochila.
  • Carreta Wassu – Kuntaur: 125 dal.

Kairho Garden es un lodge a orillas del río, solitario en un pueblo muy pequeño. Parece ser que era propiedad de un Holandés, pero ahora lo gestionan unos hermanos, no muy limpios…

6208_hipopòtams

.

En fin, esta es una impresión que me asaltó varias veces durante esos primeros días… ya me pareció extraño antes del viaje, que uno de los directores del proyecto CRT con los que me había puesto en contacto para preguntar sobre su alojamiento, y el gerente del Bird Camp, me contaran que tenían problemas con los permisos. Fuimos encontrando a nuestro paso, alojamientos, proyectos comunitarios, y restaurantes que habían pasado de manos extranjeras, a manos locales pero sin experiencia…

6214_riu gambia

.

  • Visita a Baboon Island: 2500 dal.
  • Tasa de entrada a la raserva en barca: 300 dal. al Ranger.
  • Lodge Kairho Garden: 2040 dal/cabaña con baño, cena y desayuno. 
  • Lancha Kuntaur – Sambel Kounda: 100 dal.
  • Carreta a Kudang: 500 dal. cruzando el National Park.
  • Bus Kudang – Bwiam: 100 dal/pers. (3:00 h.)

destino?… Bwiam.

Después de nuestros paseos por los parques, llegamos en carreta al pueblo de Kudang, donde esperamos junto a la “highway” el bus.

6237_park nacional

.

Òscar tiene una atracción irresistible para mujeres muy entradas en carnes!!! hihhihi… todas se le ponen al lado ;) La mujer en cuestión debía pesar unos 120 kilos, y ni corta ni perezosa colocó su bote de mantequilla de 5 litros a modo de taburete entre asientos, a su lado… cuando se detenía en las infinitas paradas, la temperatura subía 5ºC inmediatamente, y el calor humano lo convertía en un horno.

En Bwiam acabamos en durmiendo en la misión Cristiana que fundaron unos irlandeses en los años 80′, porque el Lodge Bwiam estaba ocupado con un alocado campamento de verano.

6261_Bwiam

.

Allí, encontramos a Paleese, un chico muy atento y amable que nos acompañó en todo momento. Nos enseñó la escuela, que es gratuita para niñas, la iglesia, el convento de las monjas, y el proyecto “Farm family” donde ayudan a las familias a cultivar para su manutención… y después nos llevó a conocer a un amigo suyo, y a tomar unos refrescos para pasar la tarde.

Evidentemente cuando hablan entre ellos en Diola, no entendemos ni papa. Pero son tan expresivos y teatreros, que te meas de risa!!!!

Mañana nos despediremos para llegar a las playas desiertas de la desembocadura del Gambia… chiringuitos de playa abandonados, húmedas ruinas que se desacían sobre la arena, turistas… 2 o 3 no más…

 

Anuncios

“Diuen que a la vida només cal trobar un propòsit i viure’l. Però a vegades, no és fins quan ja l’has viscut que t’adones que la teva vida ha tingut un propòsit, i possiblement un que mai no t’havies plantejat”.  I el ressò de les muntanyes, de Khaled Hosseini.

Llegamos a Ethiolo destrozados por el camino, pero descansar en las preciosas cabañas Bassari, fue una recompensa suficiente!!!

Balingo había dado instrucciones, para que nos sirvieran el desayuno en el comedor comunitario, y él hizo su aparición cuando ya estábamos terminando. Nos contó que le resultaba muy difícil convencer a los jóvenes para que se quedaran allí y, preservar así las tradiciones y el pueblo al que tanto ama… él viajó a EEUU y a europa y lo entiende perfectamente, pero a través del fútbol, encontró una solución ideal.

6049_poble ethiolo

. el pueblo de Ethiolo.

A los chicos les encanta y ahora ya tienen 4 equipos muy ilusionados en la escuela. Para las mujeres ha impulsado un proyecto de artesanía al que acuden cuando tienen tiempo… y creedme chicas, si os digo que no es fácil que tengan algún momento libre!

  • CAMPEMENT D’ETHIOLO: “Chez Balingo”
    Ethiolo, 95 km à l’ouest de Kédougou
  • Tél. : 835 15 70 (dakar)
    Email: cauris@sentoo.sn

El campamento y el pueblo se gestionan de forma comunitaria, esto significa que todos los miembros tienen la responsabilidad de mantener la paz, y evitar malos comportamientos o malas acciones. Los conflictos se solucionan en las 4 casas de aleccionamiento dependiendo de la edad de los chavales.

La edad adulta se alcanza a los 11 años; la ceremonia de los iniciados empieza con una estada de 2 meses en el bosque… y lo que pasa en el bosque, se queda en el bosque. La celebración culmina con una gran fiesta, a la que acuden familiares de todas las zonas del país. Los padres, se encargan de alojarlos a todos, alimentarlos con abundancia y darles de beber sin parar… las danzas alrededor de la plaza parece que no se acaban nunca.  

El último ritual está destinado a la profetización del futuro de cada iniciado mediante el sacrificio de una gallina; la lucha de máscaras final, es el más vistoso de los eventos. Armados con un palo, luchan contra dos máscaras o espíritus, a los que deben desarmar protegiéndose únicamente con un escudo circular de caña y las protecciones de las rodillas.

Las máscaras son unas figuras muy importantes en las creencias de estos pueblos; se trata de los espíritus de la noche y ejecutan sus peculiares cantos vibrantes, mientras bailan para conseguir objetivos diversos. 

.

De vuelta al campamento disfrutamos de los suaves paisaje de un verde manzana muy intenso, y de las carreras de los niños, que son los encargados de mantener alejados a los monos verdes y a los colobos de los cultivos. De todas partes salen cabecitas que gritan – Toubab! Toubab!!! y si correspondes, aún gritan más!!!

Pero desde luego, lo que más disfrutamos en Senegal, es del ritual del té, esa sobremesa que se puede dilatar eternamente en el tiempo, entre charlas y sorbos de los tres estados del té!.

  • El primer vaso que se sirve: Amargo como la muerte.
  • El segundo: Dulce como la vida.
  • y el tercero: Amable como el amor!.

.

Ya estábamos pensando en el revuelto que habría por la tarde con la entrega de las dos pelotas de fútbol y con las manualidades que traíamos para las niñas.

6069_futbol

.futbolistas en acción.

Se reunió todo el equipo en el campo, incluido el entrenador (al que le traíamos una camiseta bien fluorescente), para hacerse una fotografía “oficial”. Una de las pelotas, se la llevaron a una comunidad vecina… el sentimiento comunitario y la justicia ciega para con los demás, es una cosa que me embargaba de emoción y sorpresa; esos pequeños gestos me enternecían cada vez más.

6090_portaits

.

Con las pulseras de los pequeños pasó lo mismo que en Ibel… sus ojos, se abrieron de par en par cuando vieron esos colores, esas bolitas con formas. Tuvimos suficientes para todas las niñas, una joven mamá, y 4 niños muy entusiastas… incluso me hicieron una para mi!!! llegó un momento que nos quedamos sin hilo para los brazaletes, pero eso no les detuvo… pidieron algodón a una vecina, y en un momento lo hilaron para ser utilizado! una pasada!.

Estaban más contentas que unas castañuelas, sus sonrisas no tenían precio!.

A la mañana siguiente, en cuanto oyeron las motos vinieron corriendo a despedirnos! todas a las puertas del campamento sonriendo y agitando las manos… y esas sonrisas… :)))

Iremos directos a Kédougou, pero pararemos un par de veces por el camino para aliviar el pompis, y a comer en Ibel, dónde nos regalarán otra sobremesa de té. Su expresividad hace que me mee de risa aunque no entienda ni una palabra de lo que hablan!!! hihhihihi.

.

Dormimos en Kédougou, otra vez en el Daar Salam. A la mañana siguiente nos esperaba un largo trayecto con paso de frontera incluido…

os lo cuento luego! ;)

 

“Con esto que os cuento, espero modificar vuestra noción de lo que significa un viaje; un viaje no es ver nuevos lugares, sino, que un viaje debería transformar la forma de ver el mundo de la persona que anda a través de él”. the squeaky robot.

Después de la visita a Etiowar y una buena siesta, volvimos a las motos para llegar al pueblo de Bouba.

Destino… Ibel.

Nos acogerían en casa de su padre. Nos sentaron a la sombra en en unas sillas desmontables de caña, y allí estuvimos viendo pasar la cotidianeidad. Pero empezaron a llegar hermanos, hermanas, sobrinos, vecinos y conocidos… sabían que traíamos una pelota de fútbol para el pueblo, y eso bastó para crear una espectación desmesurada; y niñas, muchísimas niñas! las había llamado Bouba para hacer las pulseritas de madera que les traía.

Allí nos improvisaron unas alfombras… todas se sentaron haciendo un corro muy espectantes, saqué la cajita (detrás de estos abalorios, hay una historia: “la del banco que se quería llevar una comisión absurda”) y las esparcí todas en el suelo… tendríais que haber visto sus ojos! les encantaron!!! los colorines! los cordones brillantes… pero no movieron ni un músculo! allí quietas no perdiendo detalle, se quedaron mirando cuan bonitas quedaban las de sus compañeras mientras esperaban su turno!!! nadie se enfadó, nadie se gritó por haber utilizado una u otra bolita, nadie hizo trampas!!! y cuando ya la tenían, se levantaban de un salto y correteaban danzando con el brazo en alto!!!

 

espectacular!!!

5941_ibel polseres

.

Por la noche charlamos a la luz de las brasas, después del “MAFE” de cus-cus con pollo, y descubrimos los surrealistas rituales de boda de los Basari de Ibel… lo más curioso que jamás habíamos oído:

– El padre decide la chica que quiere para su hijo. De momento, se trata de una niña.

– El joven y unos amigos, visitan durante 3 o 4 años, la casa de la niña. Les atiende la madre, les ofrece algo para beber, y la niña se ocupa de traérselo. 

– ¿Como pueden saber si será una buena mujer? estudian sus gestos; cada movimiento les da pistas… hablará mucho, tendrá dolores, será buena con los niños, tendrá fuerza, caminarán siempre juntos, etc…

– La visita previa al compromiso, el joven llevará un regalo a la madre, advirtiéndola de lo inminente.

– Antes de la boda, la chica pasará 2 semanas en la casa del chico, para hablar y conocerse. Y luego volverá 2 semanas con su madre, para mostrar respeto.

– El día de la boda la pareja estará separada hasta que a ella se le confirma la virginidad intacta.

– La primera noche, ella debe levantarse a las 4 o a las 5 de la madrugada, para ir a buscar agua sin que nadie la vea. Ese día cocinará el “FOÑO” (que como su propio nombre indica, es una tocada de co…!!!), es un cereal de 1 mm que debe quedar suave… por su tamaño, os podéis imaginar que es casi imposible no encontrar algún granito de arena. Buen fonio, buena esposa!. 

 

Durante la charla, nos contaron muchas cosas de los proyectos que yakaarafrica“esperanza de Africa”, tiene repartidos por algunas pequeñas aldeas del País Bassari; y así, entre historias increíbles, secretos y el tierno recuerdo que tiene Bouba de Nuri Mañé (una cooperante del proyecto), acabamos la noche.

Ha llovido durante la noche y sigue lloviendo por la mañana, pero nada nos detiene! queremos subir hasta el siguiente pueblo Bedik.

Destino? Iwol.

5994_iwol

.

El pueblo se refugió de la invasión islámica en las montañas, hace siglos. Los hombres cortaron un enorme Formager, por una superstición que se cernía sobre él, dejado un gran tocón de madera en el centro del pueblo: “allí habitaba el diablo, y hinchaba los ojos y los vientres de los más pequeños”… pero sí que se mantiene en pié al otro lado de la aldea, el gran Baobab sagrado.

Una subida no muy exigente aunque lluviosa, nos llevó hasta la cima entre campos de maíz y empinadas praderas. El pueblo, parece un pesebre. Nos atendió el guarda del árbol, un anciano casi ciego que vive con dos mujeres. Sus joyas y detalles te transportan a una época muy lejana. Perforaciones alrededor de toda la oreja con sus aretes correspondientes, turbantes añiles y rojos, perforación en la nariz atravesada por un palo de chupa-chups… qué? ups!!!… brazaletes, collares con puntas de erizo y bolitas de colores, etc…

5996_iwol la vida

.

Las casitas redondas parecen un decorado antiguo, el pozo de agua y las cabras, ponen la guinda.

Destino? Etiolo. El mágico pueblo que me robó el corazón.

Ya en Ibel de nuevo, nos despedimos de la familia de Bouba ignorantes de la odisea que nos esperaba… 50 kilómetros de pista roja, y 12 más de pesadilla, que puso a prueba nuestra fortaleza.

6013_motos etiolo

.

En la bifurcación… allí empezó el Dakar de nuestra vida. Baches, se para la moto, cabras, rocas, maleza, se vuelve a parar, cabras, charcos, fango, sudados, campos sembrados, más fango… en finssss… apareció una pareja cargada, que regresaban a casa con sus hazadas, y entre dientes murmuraron: “Nadie dijo que fuera fácil. Si quieres sufrir, a las carreteras de Etiolo debes venir!”… jajaja.

Estaba oscureciendo y no teníamos claro si llegaríamos con la luz de día. Los baches cada vez eran más profundos, y los riachuelos se hundían como precipicios… la noche anterior había llovido con ganas, el fango cada vez era más resbaladizo, y llevábamos pegotes enganchados hasta las cejas… el cansancio cada vez se acusaba más, y no veíamos el fin… asistencia en carretera! digame! (por favor! las palabras que más eché de menos)… y de repente Bouba vociferó… YA ESTAMOS AQUÍ!!!

6052_etiolo

.

Menos mal! MIRAD QUE PRECIOSIDAD!!! nos recibieron con los brazos abiertos, prepararon las sillas de madera alrededor de las alfombras de caña y allí nos desplomamos… no pudimos ni levantarnos para la entrada triunfal del “Cheif Balingo!”. Nos entretuvo con una amigable charla hasta que tuvimos suficiente ánimo para darnos una ducha. ;)

Balingo es un hombre extraordinario!. Sus ojos emanan sinceridad y fuerza… la fuerza y la responsabilidad que necesita un jefe para mantener la esperanza y la fe de un pueblo que vive según sus ancestrales creencias, y que les va bien!!!

  • CAMPEMENT D’ETHIOLO: “Chez Balingo”
    Ethiolo, 95 km à l’ouest de Kédougou
  • Contact Dakar
    Tél. : 835 15 70 – Fax 835 98 93
    Email : cauris@sentoo.sn

Mañana pasaremos el día entero con ellos… y os contaré porqué me enamoré de ellos! ;)

“Propiedad del emprendedor Gaherademy Bindia “Balingo”, este es el libro de historia andante de los Basari. Conoce muchísimas anécdotas, en las que a veces es difícil distinguir la parte real de la imaginaria, pero sin duda, se trata de un personaje al que vale la pena conocer”. extraído de ecoviajeros.org

Otras historias relacionadas: 

 

 

“Para educar al hombre a ver de una manera nueva, uno debe mostrarle objetos cotidianos desde perspectivas insólitas y en situaciones inesperadas”. Mijáilovich Ródchenko.

Como comentaba en el anterior post… empezó nuestra aventura motera, por el Sudeste del país, casi en la frontera con Guinea-Conakry. 

Llegamos a Kedougou, la capital, de noche!!!. Cuando amaneció, y desde la terraza del Dar Salam, la vimos desparramada sobre una sábana verde, única carretera de asfalto la partía por la mitad y sus bifurcaciones fangosas no se parecían en nada a una capital. Allí dejaríamos nuestras mochilas, y emprenderíamos un viaje de 6 días por las zonas más remotas del país, con lo puesto y cuatro cosas más.

5721_petita senegal

.

Antes de marcharnos daremos una vuelta a la mezquita azul que se alza polvorienta en medio del tráfico, y el mercado más solitario que hemos visto en nuestras vidas… los puestecitos son tan pequeños, que a penas sí pueden exponer 4 tomates blancos, 3 guindillas de palmo y medio! y 2 berenjenas de 10 centímetros :P  Otros, tienen colgadas bolas de jabón artesano o un enorme bloque de jabón industrial… y en las de condimentos exponen nueces de cola, alguna ramita de menta y a lo máximo, 2 bolsitas de 50 gramos de sal. Con la pasta pasa lo mismo, se compra en bolsitas de 50 gramos… para vivir al día!. 

Preparamos las motos (yo iré de paquete y Óscar se aventurará solo)… pero los vehículos… bueno (aquí las cosas funcionan distinto a lo que estamos acostumbrados)… que el cambio de marchas sea a pedal, tiene pase… pero que al pedal tengas que maltratarlo para que se mueva, la cosa se complica… me parece que las agujetas estan aseguradas. Los amigos de Bouba hicieron una porra (lo supimos más tarde ;):

– El Toubab, no va a llegar ni al primer pueblo!

– Como que no!?!?!?!…

Mi “macho”, llegó como un campeón a todas partes!!!… hihihi.

5750_saltem senegal

.

País Basari. Se llama así porque una de las etnias más distintivas de la zona, es la Basari. Comparten la zona con los Bedik.

Ambas etnias, son reconocidos por sus rituales y las distintas costumbres que las de los pueblos que los rodean, las creencias de base.

Los rituales animistas de estas tribus son espectaculares. Las máscaras, los rituales de iniciación, la arquitectura de los pueblos, los fetiches, sus vestuarios y otros muchos detalles, hacen que la visita provoque una explosión de curiosidad.

Destino? Dindefello.

El primer contacto con las motos, bién! La carretera bién, apenas teníamos que cambiar de marcha… sólo debíamos tener cuidado con los pick-up que llegaban por detrás o de frente a toda velocidad, los ciclistas que cargaban leña por el arcén, los motoristas que trensportaban la familia, y alguna que otra cabra que se cruzaba en nuestro camino. Para cada vehículo que nos cruzábamos, eramos un motivo más que suficiente para tocar la bocina:

– Tubabs moteros!!! moc, moooooc!!!

Llegamos cuando estaba oscureciendo… justo a tiempo para una refrescante ducha al aire libre y una buena charla a la luz de las velas.

  • Dormir: Dogon Campament (6.000 xof/hab.doble con ducha exterior).
  • Cabañas limpias y bonitas! La ducha, con vistas al macizo de Dande.
  • Comida y cena: entre 1.000 y 1.500 xof/plato con bebida.
  • Excursión a Dande (sobre las montañas) y a las cascadas.

Por la mañana, emprendimos la subida a Dande con mucho calor! arriba, un pequeño conjunto de casas circulares con techos de paja repartidas en las parcelitas de maiz y mijo, nos daba la bienvenida, pero nadie más… todo el mundo había salido a cosechar, el tiempo de siembra no perdona. Una vuelta al pueblo, pero allí no quedaba ni un alma!

El camino de bajada estaba más protegido del ardiente sol. Millones de hojas agujereadas dejaban pasar finos rayos, que titilaban por nuestros pies. Andamos sintiendo la vibración profunda del agua, y de repente, esa pared vertical, imponente, dejando caer mágicamente una cortina de gotas iluminadas sobre una balsa verde turquesa… era como ver los rayos del sol convertidos en lluvia.

 

5831_dindefello falls

.

Estratificaciones de piedra perfectamente alineadas, rígidas y frías… y en sus ranuras como balcones, meciendose húmedos, suaves brotes verdes.

Aunque pasamos muchísimo calor durante la excursión (en general… pasamos muchísimo calor en todo el Sur del país!!!…), de verdad valió mucho la pena! no esperábamos encontrar unas cascadas tan preciosas. No encontramos ni un solo turista en nuestro camino, y al llegar, allí solo había un par de jóvenes acaramelados a los que aguamos la fiesta ;) … y un pintor freelance, al que se la alegramos!

  • Seydou Lô dit Mara; artista pintor en Kedougou y Tambacounda (Sénégal); Tél : 00 221 77 61 41 002 / seydoulomara@yahoo.fr

Depués de una buena comida en el hotel, recogimos las mochilas más guarras de la historia! y nos lanzamos otra vez a la carretera para llegar a…

Destino? Bandafassi.

En el campamento “oficial” (el que sale en la Lonely ;) nos enseñaron una habitación cochambrosa y cutre, y nos pedían por ella más que la del Hotel Dar Salam!. Nos fuimos por patas y tuvimos bastante suerte al encontrar el nuevísimo “Village Comunitaire BandaFassi“, un camp junto a la carretera.

5877_bandafassi

.

Recibieron fondos de cooperación Española, y tenían que haber inaugurado en Abril… pero era un auténtico desastre. Allí encontramos el “savoir faire” del típico corrupto que cree que está por encima de los demás… el encargado “subidillo” de hotel, vivía a cuerpo de rey en la gran sala comedor de las instalaciones, con la tele a todo trapo, y dos chicas que limpiaban y hacían la comida para él; su disculpa no fue más que, aún faltaban algunas pequeñas obras por terminar… aunque la calidad de lo que estaba ya realizado, dejaba mucho que desear (lo típico del rápido y mal), y se empezaban a intuir un deterioro implacable por la falta de uso que pronto tendrían que remodelar.

Atenuaba ese desastre, el buen humor y la acogida divertida y risueña de las dos chicas (cocinera y ayudante, mano a mano, curiosas por saber como habíamos llegado hasta allí) y el ímpetu del guarda de noche; que también se acercó a saludar y nos espetó un:

– Si tenéis que salir de la habitación, debéis avisarme. Yo soy el guarda, el que vela por vuestra seguridad.

Se veía que el hombre se lo tomaba muy en serio, y no se despegó de nuestra sombra hasta que estuvimos ya tapaditos en la cama bajo el precioso techo cónico, tejido con cañas al estilo Bedick…

Destino? Etiowar.

Por la mañana nos levantamos temprano para volver a subir otra montaña hacia el pueblo Bedick de Etiowar… Bouba, se hacía el cansado… subir montañas, o simplemente andar le daba “palo”…
5879_iwol
.

Además… arriba, tampoco encontramos a nadie; otra vez el pueblo entero, se había marchado a cultivar… todos menos la abuela. Cuando llegamos se desató una tormenta impresionante, y la señora nos invitó a protegernos en su casa. Unos cuantos cuencos para cocinar, dos perchas, una cama de cañas y un pequeñísimo taburete decoraban la planta circular.

Cuando el viento soplaba fuerte, cogió un bote con una sustancia cremosa dentro, y se la frotó con energía por los brazos… para hacerse pasar el frío dijo. Le pregunté más, y descubrí que las mujeres del pueblo de Bandafassi tienen una pequeña cooperativa, para producir KARITÉ NATURAL!!! la crema corporal natural, más genial que he probado nunca!!!… sin más: nueces de karité machacadas, hechas pasta, tamizadas, filtradas y listo.

Me compré un litro (a la vuelta, lo repartí en unas pequeñas calabazas de agua, y ha sido mi regalo viajero para hermanas y amigas!).

_MG_4494

En la próxima entrada…. realizaremos más kilómetros por esta tierra recóndita de Senegal!!!.

Salut i viatges!

 

 

Uix!!! lo siento… he estado trabajando en el menú que ahora se despliega desde la pestaña “viajes a…”

¿que os parece?… mejor, no? a ver si lo voy completando que aún me quedan unos cuantos… hihihi

Salimos de Palmarin a primera hora de la mañana…

Circulábamos con un niño al volante, por una pista de rojo intenso; vimos amanecer, tras la línea de baobabs y el cielo se incendiaba. Luego llegaron las palmeras y las familias que andaban hacia los campos. Luego llegó una “carretera” con boquetes que podían albergar camiones enteros, los intentaban sortear como elefantes borrachos; y en los arcenes de barro, coches y ndiaga-nyayes circulaban ladeados, pitando para hacerse un hueco. Y luego… bueno, luego llegó el calooor!.

5702_palmarin

mapa del recorridos que os cuento ;)

en Kaolack…

El “garage” de Kaolack, ese inmenso descampado descomunal, abarrotado, amontonado de mantas de zapatos, expositores de bolsos, casetas de cacharros, de neumáticos, de móviles, cajas de verduras, vendedores ambulantes de agua, de refrescos o de cacahuetes, y todo tipo de pequeños transportes comunitarios!. Mini buses, micro cars, ndiagas, y sept places!… eso sí! ni uno! ni un sólo indicador de todos los salpicaderos de todos esos trastos, funcionaba… Ah! bueno, sólo uno! la aguja de la gasolina… pero siempre están en la zona roja!.

5714_a Kaolak

Los “sept places” son coches adaptados con un atrás-atrás… me refiero a un asiento para 3, acoplado entre las ruedas traseras… vamos, lo que sería a medio maletero. Lo más importante (si no tienes mucha prisa por salir) es intentar ser de los primeros en reservar, así tendréis los asientos centrales, los “midi”… aunque hay que recordarle 2 o 3 veces al de los tickets, que sabes cual es tu sitio; eso es todo!

Son las 12 del mediodía… el calor es más sofocante que nunca!. Tenemos tiempo de buscar algo para comer, antes de salir. Se nos acerca Abdul, un exjugador de basquet que no supo gestionar su suerte, y la mala vida ha hecho mella. Sus ojos tristes me dicen que busca dinero. Le pedimos que nos acompañe a buscar una “boulangerie” pero para llegar tuvimos que andar bastante siguiendo las gambadas de sus piernas larguiruchas; más que andar, corríamos tras él; y es que las cosas en Kaolack no están muy cerca ;)… intentaremos invitarle a un sandwich caliente… una especie de kebab con pan de barra, buenísimo!.

en Tambacounda… 

Una hora más tarde, ya en el “garage”, emprendimos el viaje hasta Tambacounda. No pensábamos que llegaríamos tan pronto, eran las 15:30. La ciudad no nos parecía muy atractiva, y sabíamos que si salíamos a esa hora, llegaríamos de noche a Kédougou; pero teníamos el teléfono de Bouba… nuestro guía para el país Bassari, y después de nuestro éxito en Palmarin, no lo pensamos ni un minuto, buscamos otro “sept places” para marcharnos.

  • Taxi (particular) Palmarin-Kaolack (4:00h): 30.000 xof
  • Sandwich caliente (Kaolack): 1.000 xof/ud.
  • Sept places Kaolack-Tambacounda (3:30h): 6.500 xof/pers. + 1.000 xof/mochila.
  • Sept places Tambacounda-Kédougou (4:00h): 3.000 xof/pers. + 500 xof/mochila.
  • Hotel Dar Salam (Kédougou): 20.000 xof/hab.doble con baño.

:S  Tarde! nos toca atrás… bueno, la parte de atrás tampoco está tan mal!… no está tan mal si… NO TE TOCA UNA MUJER CACHALOTE, EMBARAZADA, CON UNA NIÑA DE 3 AÑOS EN LAS RODILLAS, Y CONSTIPADA!… Óscar y yo quedamos pegados como siameses en uno de los asientos, mientras la carne de la “mama” se desparramaba por doquier!… y venga a estornudar a lo loco! sin ponerse la mano delante ni naaa!!! achuaaas! y nosotros con el ébola en la cabeza! todo eran virus pululando sobre nuestras cabezas!… el calvario, duró unas 4 horas.

5715_kaolak

Pero esa no era toda nuestra preocupación… esta vez, nuestro conductor era casi ciego!, miope de los gordos. A punto estuvimos de estamparnos contra una vaca y de embestir 3 o 4 motocicletas.

Al fin llegamos!… otro “garage” descontrolado, un descampado encharcado y destartalado que nos da la bienvenida! un alivio para nuestro apretado esqueleto.

Hasta 5 chicos se arremolinaron a nuestro alrededor intentando entender las 4 palabras que sabíamos de francés… necesitábamos un teléfono para contactar con Bouba, y en 2 minutos ya nos habían puesto uno en las manos. Fue genial!

Lo que vino después también roza el surrealismo africano!…

en Kédougou…

Bouba nos recogió, pero debíamos buscar hotel y los tres no cabíamos en la moto… así que nos fuimos a la tienda de su primo, uno debería esperar allí.

5718_kedougou

Era una chabola de no más de 20 metros cuadrados. Por delante, era un colmado, y por detrás, una habitación con una litera dónde vivían los dos. Sara, era un chico callado pero estaba divertido con nuestra visita; allí me quedé, iluminada por un pequeño led sobre la puerta en la oscuridad más absoluta, escuchando la sinfonía de un millón de ranas y grillos, sobrevolada por nubes de mosquitos, y observada por Sara. Yo no veía llegar a nadie, pero cuando aparecían los vecinos, se les descolocaba el rostro al certificar que una “toubab” estaba sentada en el porche; él los atendía muy profesional con una risueña expresión despreocupada y orgullosa. La noticia de mi visita, pronto atrajo a sus amigos.

Se presentaban y empezaban a bombardearme preguntas… en francés! (mi no comprender! hihihi) cuando mi mímica estaba a punto de alcanzar su clímax, aluciné con el buen español que hablaban algunos… aprovecharon la oportunidad de practicarlo, y aprenderlo a una velocidad frenética. Tengo que decir, que estaba un poco preocupada… solo pensaba que a la mañana siguiente no podría reconocer a nadie, CASI NO LES VEÍA!; para mi, era un grupo de enormes ojos blancos sobre el velo oscuro de la noche, pero eran muy simpáticos y me divertí mucho. Me invitaron a meter la cuchara en su cuenco de la cena, que tampoco veía (no se ni cuanta gente comíamos de allí)… me pareció avena dulce con leche. Muy buena! ;)

La noche de Óscar tampoco estuvo mal… de paquete en la moto, Bouba y él estuvieron evaluando varios puticlubs para poder alojarnos, hahaha!… no era esa la intención, pero la volatilidad de los negocios hacía que dónde antes había un hostal, ahora hubiera un club de chicas… macizas! pechugonas! Uuuuh! un “toubab”!!! se lo querrían comer!!!… por patas se marcharon del segundo lugar que visitaron… se ve que allí eran un poco más atrevidas! ;)

Cuando llegaron, Bouba me dijo:

– He vendido a tu marido! hahaha.

Nos alojamos en el Hotel Dar Salam… el curioso hotel IKEA; cama, mesitas de noche, toallas, escritorio, manteles e incluso los platos y los cubiertos.

Y así empezó nuestra pequeña aventura por el Sudeste del país, casi en la frontera con Gambia. Unas tierras magníficas, con una cultura sorprendente! os lo cuento pronto…

lo prometo! ;)

Salut.

..

.

Actualización 26/02/2015

NOTICIAS DESDE KAFOUNTINE!

CARNAVAL ÉTNICO en KAFOUNTINE (del 13 al 17 de Abril 2015)

El carnaval es una competición de bailes, música y tradiciones entre las diferentes etnias de la Casamance.

Al igual que en las competiciones deportivas, compiten cuatro etnias cada tarde/noche, y las más cualificadas llegan a las semifinales y a la gran final.

Hay copas y premios en metálico para todos l@s participantes. El público vota y un jurado mixto compuesto de locales y extranjeros residentes, se ocupan del recuento y anuncio de los ganadores/as.

ATENCIÓN!!! esta semana, se pueden comprar billetes para vuelos directos BCN-Banjul durante los meses de abril, mayo y junio, a precios de promoción; http://www.vueling.com 

 

“La meva existència diària havia estat modelada per les seves necessitats, per la seva companyia. Ara era lliure de fer el que volgués, però vaig trobar que la llibertat era il·lusòria, ja que el que volia més de tot, m’havia estat pres”. Libro: “I el ressò de les muntanyes”, de Khaled Hosseini.

Nos levantamos pronto para salir desde la reserva, con una piragua a motor, primero hasta el pueblo de Dionewar y después a comer a Mar Lodj.

5635_palmaren nelson

Aparcando la “charrette”. 

Mady nos vino a recoger, sonriente como siempre. Atravesamos las extensiones de fina arena tras la barrera de baobabs y acacias, para llegar a una lengua de agua entre los manglares llamado, el “embarcader de Akolé”. Lo primero que nos sorprendió es que había cargado todos los trastos necesarios para realizarnos el ritual del “Té” durante la travesía. ;)  Dentro de un perolo oxidado que llenó de arena, encendió unos pedazos de carbón y dispuso la teterita roja para que hirviera.

La telaraña de nubes se va abriendo, y cuando se asoma el sol, quema!.

5652_Ndangane

El aspecto de Dionewar deja mucho que desear… después de haber leído en alguna parte que:

Junto con Falia, son los asentamientos más antiguos de Guior. En la zona habita la etnia Nominka, pescadores excepcionales que decoran sus casas con conchas de colores. El lugar está rodeado de cultivos de arroz, maní, cocos y limones, y se puede disfrutar de moluscos frescos, a la parrilla.

5659_dionewar

Parecía un pueblo medio abandonado, estaba descuidado, bastante sucio… los muros de las casas se amontonaban ennegrecidos, creando un laberinto incomprensible. Ni el blanco de las conchas podían disimular el aspecto gris del lugar.

5654_dionewar

 

Las letrinas públicas, acababan el conjunto de forma esperpéntica; se alzaban en la playa unos enormes cubículos negros, debajo, fango bastante pestilente en marea baja. Aquí las familias viven principalmente de la pesca y de la recolección de conchas quedando amontonadas frente a sus casas… con el paso del tiempo, pasan a formar parte del pavimento de las calles.

Otra etnia importante son los serer; reconocidos como unos de los habitantes más antiguos de Senegambia, ocupan las zonas de los antiguos reinos de Sine y Saloum. Actualmente representan aprox. una población de 2.000.000 de personas.

Los clanes Serer llevaban el pelo trenzado según la familia a la que pertenecían. Sus trajes de fiesta se caracterizaban por los taparrabos tejidos (llamados Tiawali o Serr), y los sombreros cónicos. Las mujeres llevaban túnicas azul índigo con rayas negras y pañuelos cuidadosamente atados a la cabeza; se adornaban el pelo con monedas y joyas, y los tobillos con anillos de oro y plata. Embellecían el conjunto, los tatuajes de los labios y encías.

La expansión del Islam en la primera mitad del siglo XX, eliminó estas prácticas y costumbres.

” 

Seguimos asándonos sobre la “pirogue” hasta Mar Lodj… nos disputábamos el paraguas como dos niños insolentes!. Eso sí! nos alegraron la vista, los pelicanos, las gaviotas, y los delfines. Pero entonces… se paró el motor! Uhhh! lejos de todo… Uhhh!… ya me veía con la piel a titas, remolcados por algunos pescadores que pululaban por ahí. Nooo, no os preocupéis, falsa alarma! en 5 minutos Ignacio, nuestro pirata particular, lo había solucionado. A lo lejos se intuyen las palmeras de Djifer.

5676_pelicà

Se abren los manglares verdes, o “bolongs” como los llaman aquí, y nos conducen hasta una playa de arena fina de color crema; una pequeña escalinata azul de 4 peldaños, sube hasta una planta cubierta sin paredes, que es el comedor dónde pasaremos otro chubasco, esta vez amable pero constante.

Aquí los precios son más para turistas ;)

  • 1/2 pescado con un poco de arroz  = 3000 xof/persona.

Con la barriga llena, empezamos nuestra visita a Mar Lodj. Andamos por el salar hasta el pueblo, allí está el campo de fúbol y las vendedoras de tallas de madera, joyas de cuentas, cestas tejidas, etc… pero no había nadie!, era la semana cultural y todo el mundo estaba reunido en la plaza central.

Pasamos por la iglesia católica moderna, construida en 1975 para sustituir la antigua destruida a causa de un incendio: su arquitectura está inspirada en la forma de las chozas tradicionales; de planta ronda.

Pero lo más impresionante, a mi parecer, son los “Arbres Sacrés” (árboles sagrados); dos enormes árboles de diferente especie, entrelazados caprichosamente por sus raíces y ramas… en la ceiba ofrecen la sangre de vaca (la muerte), en el cedro la leche (la vida), el centro, la petición de sanar. Sus cuidadoras afirman que se trata de la representación viva de la coexistencia pacífica de la religión (catolicismo, e islam) y las creencias animistas.

5690_Mar lodj

En la plaza central, la música distorsionaba en los altavoces y rebotaba en los minaretes azules de la mezquita desconchada. Los niños a un lado, las niñas al otro… vamos, la misma situación ridícula que pasamos de adolescentes en el baile del pueblo.

5687_la roda

En esta misma plaza, se organiza el pequeño mercado diario y los concursos anuales de lucha libre. La visita no puede acabar sin pasar por la “boulangerie”, la panadería dónde Mbaye cuece el pan en un horno gigante de barro.

Hemos vuelto al embarcader. Los hermanos de Mady nos esperan divertidos en la carreta, pero la despedida siempre es triste… nos enacriñamos rápido, que le vamos a hacer!. El océano ruge en la oscuridad de la noche mientras cenamos… Mamadou también está triste, nos ha hecho una tortilla de patatas y nos pregunta más de lo habitual, si necesitamos algo.

5621_palmaren HDR

Qué noche! que noche más mala! en pocas horas se desató un tormentón que hizo mella en la cabaña… goteras!; desplazamos las camas. Vendaval! ahora es la mosquitera quien nos azota; replegamos la mosquitera!. El remate… MOSQUITOOOO!!!; empieza la caza, intentamos poner la mosquitera, no hay manera, del mosquito ni rastro, cerramos la luz, ala! otra vez! y así hasta las 6, cuando oímos que el taxi se acercaba por el camino de grava. Nos marcharemos a Kaolack, el conductor es un niño ;)… pero si fuera un ornitorrinco me daría igual… tengo mucho sueño!

Lo que pasó… ya os lo cuento en el próximo post! ;)
Salut!

ontravelling tweet

agosto 2018
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

compartir blogs

Bookmark and Share
.

uso de imágenes….

// No usar sin consentimiento del autor // Mantener marca de agua // Indicar link www.ontravelling.wordpress.com // Comunicar a noejuncosa@gmail.com // . . . . _____________________________________________ Creative Commons License
Anuncios