Uix!!! lo siento… he estado trabajando en el menú que ahora se despliega desde la pestaña “viajes a…”

¿que os parece?… mejor, no? a ver si lo voy completando que aún me quedan unos cuantos… hihihi

Salimos de Palmarin a primera hora de la mañana…

Circulábamos con un niño al volante, por una pista de rojo intenso; vimos amanecer, tras la línea de baobabs y el cielo se incendiaba. Luego llegaron las palmeras y las familias que andaban hacia los campos. Luego llegó una “carretera” con boquetes que podían albergar camiones enteros, los intentaban sortear como elefantes borrachos; y en los arcenes de barro, coches y ndiaga-nyayes circulaban ladeados, pitando para hacerse un hueco. Y luego… bueno, luego llegó el calooor!.

5702_palmarin

mapa del recorridos que os cuento ;)

en Kaolack…

El “garage” de Kaolack, ese inmenso descampado descomunal, abarrotado, amontonado de mantas de zapatos, expositores de bolsos, casetas de cacharros, de neumáticos, de móviles, cajas de verduras, vendedores ambulantes de agua, de refrescos o de cacahuetes, y todo tipo de pequeños transportes comunitarios!. Mini buses, micro cars, ndiagas, y sept places!… eso sí! ni uno! ni un sólo indicador de todos los salpicaderos de todos esos trastos, funcionaba… Ah! bueno, sólo uno! la aguja de la gasolina… pero siempre están en la zona roja!.

5714_a Kaolak

Los “sept places” son coches adaptados con un atrás-atrás… me refiero a un asiento para 3, acoplado entre las ruedas traseras… vamos, lo que sería a medio maletero. Lo más importante (si no tienes mucha prisa por salir) es intentar ser de los primeros en reservar, así tendréis los asientos centrales, los “midi”… aunque hay que recordarle 2 o 3 veces al de los tickets, que sabes cual es tu sitio; eso es todo!

Son las 12 del mediodía… el calor es más sofocante que nunca!. Tenemos tiempo de buscar algo para comer, antes de salir. Se nos acerca Abdul, un exjugador de basquet que no supo gestionar su suerte, y la mala vida ha hecho mella. Sus ojos tristes me dicen que busca dinero. Le pedimos que nos acompañe a buscar una “boulangerie” pero para llegar tuvimos que andar bastante siguiendo las gambadas de sus piernas larguiruchas; más que andar, corríamos tras él; y es que las cosas en Kaolack no están muy cerca ;)… intentaremos invitarle a un sandwich caliente… una especie de kebab con pan de barra, buenísimo!.

en Tambacounda… 

Una hora más tarde, ya en el “garage”, emprendimos el viaje hasta Tambacounda. No pensábamos que llegaríamos tan pronto, eran las 15:30. La ciudad no nos parecía muy atractiva, y sabíamos que si salíamos a esa hora, llegaríamos de noche a Kédougou; pero teníamos el teléfono de Bouba… nuestro guía para el país Bassari, y después de nuestro éxito en Palmarin, no lo pensamos ni un minuto, buscamos otro “sept places” para marcharnos.

  • Taxi (particular) Palmarin-Kaolack (4:00h): 30.000 xof
  • Sandwich caliente (Kaolack): 1.000 xof/ud.
  • Sept places Kaolack-Tambacounda (3:30h): 6.500 xof/pers. + 1.000 xof/mochila.
  • Sept places Tambacounda-Kédougou (4:00h): 3.000 xof/pers. + 500 xof/mochila.
  • Hotel Dar Salam (Kédougou): 20.000 xof/hab.doble con baño.

:S  Tarde! nos toca atrás… bueno, la parte de atrás tampoco está tan mal!… no está tan mal si… NO TE TOCA UNA MUJER CACHALOTE, EMBARAZADA, CON UNA NIÑA DE 3 AÑOS EN LAS RODILLAS, Y CONSTIPADA!… Óscar y yo quedamos pegados como siameses en uno de los asientos, mientras la carne de la “mama” se desparramaba por doquier!… y venga a estornudar a lo loco! sin ponerse la mano delante ni naaa!!! achuaaas! y nosotros con el ébola en la cabeza! todo eran virus pululando sobre nuestras cabezas!… el calvario, duró unas 4 horas.

5715_kaolak

Pero esa no era toda nuestra preocupación… esta vez, nuestro conductor era casi ciego!, miope de los gordos. A punto estuvimos de estamparnos contra una vaca y de embestir 3 o 4 motocicletas.

Al fin llegamos!… otro “garage” descontrolado, un descampado encharcado y destartalado que nos da la bienvenida! un alivio para nuestro apretado esqueleto.

Hasta 5 chicos se arremolinaron a nuestro alrededor intentando entender las 4 palabras que sabíamos de francés… necesitábamos un teléfono para contactar con Bouba, y en 2 minutos ya nos habían puesto uno en las manos. Fue genial!

Lo que vino después también roza el surrealismo africano!…

en Kédougou…

Bouba nos recogió, pero debíamos buscar hotel y los tres no cabíamos en la moto… así que nos fuimos a la tienda de su primo, uno debería esperar allí.

5718_kedougou

Era una chabola de no más de 20 metros cuadrados. Por delante, era un colmado, y por detrás, una habitación con una litera dónde vivían los dos. Sara, era un chico callado pero estaba divertido con nuestra visita; allí me quedé, iluminada por un pequeño led sobre la puerta en la oscuridad más absoluta, escuchando la sinfonía de un millón de ranas y grillos, sobrevolada por nubes de mosquitos, y observada por Sara. Yo no veía llegar a nadie, pero cuando aparecían los vecinos, se les descolocaba el rostro al certificar que una “toubab” estaba sentada en el porche; él los atendía muy profesional con una risueña expresión despreocupada y orgullosa. La noticia de mi visita, pronto atrajo a sus amigos.

Se presentaban y empezaban a bombardearme preguntas… en francés! (mi no comprender! hihihi) cuando mi mímica estaba a punto de alcanzar su clímax, aluciné con el buen español que hablaban algunos… aprovecharon la oportunidad de practicarlo, y aprenderlo a una velocidad frenética. Tengo que decir, que estaba un poco preocupada… solo pensaba que a la mañana siguiente no podría reconocer a nadie, CASI NO LES VEÍA!; para mi, era un grupo de enormes ojos blancos sobre el velo oscuro de la noche, pero eran muy simpáticos y me divertí mucho. Me invitaron a meter la cuchara en su cuenco de la cena, que tampoco veía (no se ni cuanta gente comíamos de allí)… me pareció avena dulce con leche. Muy buena! ;)

La noche de Óscar tampoco estuvo mal… de paquete en la moto, Bouba y él estuvieron evaluando varios puticlubs para poder alojarnos, hahaha!… no era esa la intención, pero la volatilidad de los negocios hacía que dónde antes había un hostal, ahora hubiera un club de chicas… macizas! pechugonas! Uuuuh! un “toubab”!!! se lo querrían comer!!!… por patas se marcharon del segundo lugar que visitaron… se ve que allí eran un poco más atrevidas! ;)

Cuando llegaron, Bouba me dijo:

– He vendido a tu marido! hahaha.

Nos alojamos en el Hotel Dar Salam… el curioso hotel IKEA; cama, mesitas de noche, toallas, escritorio, manteles e incluso los platos y los cubiertos.

Y así empezó nuestra pequeña aventura por el Sudeste del país, casi en la frontera con Gambia. Unas tierras magníficas, con una cultura sorprendente! os lo cuento pronto…

lo prometo! ;)

Salut.

..

.

Actualización 26/02/2015

NOTICIAS DESDE KAFOUNTINE!

CARNAVAL ÉTNICO en KAFOUNTINE (del 13 al 17 de Abril 2015)

El carnaval es una competición de bailes, música y tradiciones entre las diferentes etnias de la Casamance.

Al igual que en las competiciones deportivas, compiten cuatro etnias cada tarde/noche, y las más cualificadas llegan a las semifinales y a la gran final.

Hay copas y premios en metálico para todos l@s participantes. El público vota y un jurado mixto compuesto de locales y extranjeros residentes, se ocupan del recuento y anuncio de los ganadores/as.

ATENCIÓN!!! esta semana, se pueden comprar billetes para vuelos directos BCN-Banjul durante los meses de abril, mayo y junio, a precios de promoción; http://www.vueling.com