“La meva existència diària havia estat modelada per les seves necessitats, per la seva companyia. Ara era lliure de fer el que volgués, però vaig trobar que la llibertat era il·lusòria, ja que el que volia més de tot, m’havia estat pres”. Libro: “I el ressò de les muntanyes”, de Khaled Hosseini.

Nos levantamos pronto para salir desde la reserva, con una piragua a motor, primero hasta el pueblo de Dionewar y después a comer a Mar Lodj.

5635_palmaren nelson

Aparcando la “charrette”. 

Mady nos vino a recoger, sonriente como siempre. Atravesamos las extensiones de fina arena tras la barrera de baobabs y acacias, para llegar a una lengua de agua entre los manglares llamado, el “embarcader de Akolé”. Lo primero que nos sorprendió es que había cargado todos los trastos necesarios para realizarnos el ritual del “Té” durante la travesía. ;)  Dentro de un perolo oxidado que llenó de arena, encendió unos pedazos de carbón y dispuso la teterita roja para que hirviera.

La telaraña de nubes se va abriendo, y cuando se asoma el sol, quema!.

5652_Ndangane

El aspecto de Dionewar deja mucho que desear… después de haber leído en alguna parte que:

Junto con Falia, son los asentamientos más antiguos de Guior. En la zona habita la etnia Nominka, pescadores excepcionales que decoran sus casas con conchas de colores. El lugar está rodeado de cultivos de arroz, maní, cocos y limones, y se puede disfrutar de moluscos frescos, a la parrilla.

5659_dionewar

Parecía un pueblo medio abandonado, estaba descuidado, bastante sucio… los muros de las casas se amontonaban ennegrecidos, creando un laberinto incomprensible. Ni el blanco de las conchas podían disimular el aspecto gris del lugar.

5654_dionewar

 

Las letrinas públicas, acababan el conjunto de forma esperpéntica; se alzaban en la playa unos enormes cubículos negros, debajo, fango bastante pestilente en marea baja. Aquí las familias viven principalmente de la pesca y de la recolección de conchas quedando amontonadas frente a sus casas… con el paso del tiempo, pasan a formar parte del pavimento de las calles.

Otra etnia importante son los serer; reconocidos como unos de los habitantes más antiguos de Senegambia, ocupan las zonas de los antiguos reinos de Sine y Saloum. Actualmente representan aprox. una población de 2.000.000 de personas.

Los clanes Serer llevaban el pelo trenzado según la familia a la que pertenecían. Sus trajes de fiesta se caracterizaban por los taparrabos tejidos (llamados Tiawali o Serr), y los sombreros cónicos. Las mujeres llevaban túnicas azul índigo con rayas negras y pañuelos cuidadosamente atados a la cabeza; se adornaban el pelo con monedas y joyas, y los tobillos con anillos de oro y plata. Embellecían el conjunto, los tatuajes de los labios y encías.

La expansión del Islam en la primera mitad del siglo XX, eliminó estas prácticas y costumbres.

” 

Seguimos asándonos sobre la “pirogue” hasta Mar Lodj… nos disputábamos el paraguas como dos niños insolentes!. Eso sí! nos alegraron la vista, los pelicanos, las gaviotas, y los delfines. Pero entonces… se paró el motor! Uhhh! lejos de todo… Uhhh!… ya me veía con la piel a titas, remolcados por algunos pescadores que pululaban por ahí. Nooo, no os preocupéis, falsa alarma! en 5 minutos Ignacio, nuestro pirata particular, lo había solucionado. A lo lejos se intuyen las palmeras de Djifer.

5676_pelicà

Se abren los manglares verdes, o “bolongs” como los llaman aquí, y nos conducen hasta una playa de arena fina de color crema; una pequeña escalinata azul de 4 peldaños, sube hasta una planta cubierta sin paredes, que es el comedor dónde pasaremos otro chubasco, esta vez amable pero constante.

Aquí los precios son más para turistas ;)

  • 1/2 pescado con un poco de arroz  = 3000 xof/persona.

Con la barriga llena, empezamos nuestra visita a Mar Lodj. Andamos por el salar hasta el pueblo, allí está el campo de fúbol y las vendedoras de tallas de madera, joyas de cuentas, cestas tejidas, etc… pero no había nadie!, era la semana cultural y todo el mundo estaba reunido en la plaza central.

Pasamos por la iglesia católica moderna, construida en 1975 para sustituir la antigua destruida a causa de un incendio: su arquitectura está inspirada en la forma de las chozas tradicionales; de planta ronda.

Pero lo más impresionante, a mi parecer, son los “Arbres Sacrés” (árboles sagrados); dos enormes árboles de diferente especie, entrelazados caprichosamente por sus raíces y ramas… en la ceiba ofrecen la sangre de vaca (la muerte), en el cedro la leche (la vida), el centro, la petición de sanar. Sus cuidadoras afirman que se trata de la representación viva de la coexistencia pacífica de la religión (catolicismo, e islam) y las creencias animistas.

5690_Mar lodj

En la plaza central, la música distorsionaba en los altavoces y rebotaba en los minaretes azules de la mezquita desconchada. Los niños a un lado, las niñas al otro… vamos, la misma situación ridícula que pasamos de adolescentes en el baile del pueblo.

5687_la roda

En esta misma plaza, se organiza el pequeño mercado diario y los concursos anuales de lucha libre. La visita no puede acabar sin pasar por la “boulangerie”, la panadería dónde Mbaye cuece el pan en un horno gigante de barro.

Hemos vuelto al embarcader. Los hermanos de Mady nos esperan divertidos en la carreta, pero la despedida siempre es triste… nos enacriñamos rápido, que le vamos a hacer!. El océano ruge en la oscuridad de la noche mientras cenamos… Mamadou también está triste, nos ha hecho una tortilla de patatas y nos pregunta más de lo habitual, si necesitamos algo.

5621_palmaren HDR

Qué noche! que noche más mala! en pocas horas se desató un tormentón que hizo mella en la cabaña… goteras!; desplazamos las camas. Vendaval! ahora es la mosquitera quien nos azota; replegamos la mosquitera!. El remate… MOSQUITOOOO!!!; empieza la caza, intentamos poner la mosquitera, no hay manera, del mosquito ni rastro, cerramos la luz, ala! otra vez! y así hasta las 6, cuando oímos que el taxi se acercaba por el camino de grava. Nos marcharemos a Kaolack, el conductor es un niño ;)… pero si fuera un ornitorrinco me daría igual… tengo mucho sueño!

Lo que pasó… ya os lo cuento en el próximo post! ;)
Salut!