“Hijos del ancho mundo” de Abraham Verghese. (2008) o… “Cutting for Stone”

Todas las descripciones del entorno, sensaciones y olores, te transportan al corazón de África. Ambientada en Etiopía, relata la apasionante historia de los gemelos Stone, su relación con el hospital misionero Missing (en la multi-étnica y abarrotada capital, Addis Abeba) y las aventuras de lo cotidiano y de lo impuesto por la historia… “sigue a sus protagonistas a través de la India, África y América a lo largo de cinco décadas” para crear un conjunto compacto, una historia plena sobre la dimensión humana del médico, que te impulsa a seguir el relato hasta el final!!!.

“La canción de los misioneros” de John Le Carré.

David John Moore Cornwell, es un novelista británico especializado en relatos de suspense y espionaje. El libro, acompaña a Salvo, un excepcional intérprete de lenguas minoritarias africanas (el ingenuo “prota”), en su oscura aventura entre la hipocresía occidental y los señores de la guerra Congoleños. El grueso de la acción del libro, transcurre en una isla secreta en el Mar del norte, es una denuncia silenciosa por la destructiva explotación de recursos del Congo, por parte de Inglaterra (y otros), con un vocabulario más que rico, gracias al trabajo de Salvo.

El sueño de África” de Javier Reverte. (1996)

El libro empieza en Uganda, me interesó especialmente saber que el autor había estado acompañado por un funcionario del gobierno, y que el recorrido turístico no se aleja demasiado de los que aún hoy se ofrecen… aunque me cuesta imaginar como debería vivir esa visita teniendo tan cerca los tremendos acontecimientos históricos; una herida abierta a través del paíssupurante, y muy dolorosa. Aunque sus intentos de sintetizar la densa historia del continente africano, son más que elogiables, personalmente la lectura me pesa, el súper-trabajo de investigación aporta muchos nombres y muchísimos datos, que traspapelan y relegan su viaje y su testimonio (que es lo que a mi me interesa más!), a un segundo plano.