“El espacio que hay del paisaje a la memoria/ el trecho que medimos en aviones, trenes, horas, segundos/ ¿Cuántas fotografías ocupan un viaje?/ Tesoros que descubrimos mientras rodábamos, desnudos, en cualquier playa”; los viajes según la editora en Le Cool Barcelona.

30 de Agosto… monasterios de altura!

Habíamos hecho noche a 3500 m.s.n.m, en Tabo. La imagen fugaz de los 5 budas dorados con sus moños negros sobre la puerta del viejo Gompa, me despertó. La luna llena había brillado como nunca la habíamos visto, y ahora el sol, nos abrasaba la piel a través de la ventanilla del autobús.

_mg_10060-2

.

La montañas seguían mostrando sus entrañas abiertas, profundas grietas que nos encogían el estómago.

Sichiling (un trozo de calle con dos casas a cada lado) era tan pequeño, que pensamos que nunca encontraríamos transporte… pero no habían pasado ni dos minutos, cuando apareció una camioneta con cuatro chavales apretados en la cabina, que nos invitaron a subir detrás… con las neveras de los helados.

Estaban entusiasmados… con nosotros, y con el destino… no habían estado allí más que una vez en la vida, pero les pareció divertido llevarnos!.

Y así, riéndonos y dando bandazos en la parte de atrás de esa camioneta, a 10 kilómetros de Sichiling tuvimos una magnífica visión! apareció suspendido, recortado en el cielo, Dhankhar!… el “palacio sobre el precipicio”; la antigua capital de los reyes Nono que gobernaron en Spiti.

_mg_10149-2

.

El Dhankhar Gompa (de 1200 años de antigüedad), se muestra en un equilibrio muy frágil!. Asentado sobre unas puntas de roca que parecen terrones de azúcar deshaciéndose, el monumento está declarado en peligro de desaparecer (no me extraña)…

En el Monasterio de Dhankhar, viven unos 150 monjes y alberga una colección de escultura “thangka”.

En noviembre, se celebra el festival budista de Guktor… los bailes de máscaras y los desfiles hasta el Dhankhar Gompa, son un espectáculo visual aún por descubrir.

Desde lo alto del palacio, el precipicio hasta el río, era aterrador… a lo largo del fuerte pendiente, se van diseminando las casas encaladas en blanco del pueblo, hasta llegar a las fértiles tierras que forman los meandros del río.

_mg_10157-2

.

El pueblo estaba desierto… un monje importante había aterrizado para dar una “masterclass” y atender después a todos los fieles… estábamos perdidos, pero, Tenzin nos encontró! un chavalín de 12 años, muy expresivo, enérgico y adorable, que nos vendió su Home-Stay como un auténtico profesional:

– Tiene las mejores vistas, justo al lado del fuerte; la mejor comida; … y también estoy yo! ;)  –.

Después de dejar las mochilas, visitamos el fuerte, el palacio y llegamos hasta la sala de oración que hay en la cima, por unas escaleras de cemento.

  • bus de Tabo – Sichiling = 33 NRI/pers.
  • hasta Dhankar con la camioneta de los helados
  • home stay Bassarla = 800 NRI/hab. doble con cena y desayuno.

.

Por la tarde, a pasos cansados por la altura… subimos hasta el pequeño lago Dhankar Tso, a una hora de camino; bebedero de los rebaños que circulan por el lugar… los jóvenes pastores, espoleaban las vacas para volver a casa. El sol, tímidamente empezaba a esconderse tras los altos picos nevados, y el viento helado, empezaba a doler.

_mg_10171-2

.

De vuelta a casa… no había nadie! no teníamos ducha, no teníamos wc… bueno sí! teníamos un agujero un poco asqueroso (hemos estado en sitios peores! ;)  Esperamos, y esperamos, hasta que casi desfallecimos de hambre… al final le pedimos a Tenzin que nos cocinara algo porque no podíamos más. Él y su hermana se pusieron manos a la obra! les quedó bueno, pero echamos en falta que un adulto se hiciera cargo del lugar.

31 de Agosto… sorpresas!

No lo sabíamos, pero ese día encontraríamos cosas sorprendentes… descubrimientos inesperados…

Reencontraríamos con el chico de los helados y su pandilla… encontraríamos sonrisas, no solo de niños, también de campesinos agotados… encontraríamos un espíritu feliz en un mundo de locos, un espíritu enamorado de una barcelona que no conocía, aunque la había soñado 100 veces… encontraríamos a un escritor indio persiguiendo inspiración… y encontraríamos una gripe agresiva!!! uhhhh!!!… vale, vale, pero vamos por partes.

.

Después del desayuno nos despedimos de los vecinos de habitación, unos Israelies un poco paranóicos… (se ve que antes de salir de su país, les dicen que quizás algún espía los podría seguir… en fin!). Queríamos seguir… de Kaza a Kibber y dormir en el monasterio de Key.

Otro monasterio que podríais incluir en vuestro recorrido (si estáis interesados), sería el de Tanguid, a 4.380 m.s.n.m junto al pueblo de Komik. Hay casi una hora en coche desde Kaza.

El monasterio Tangyud (o Sakya Tangyud monestry) cerca de Kaza, es uno de los lugares de peregrinación budista más importantes de la India. Fue construido a principios del siglo XIV durante el gobierno Nonos Chieftains, como una fortaleza al borde de un profundo cañón. Sus gigantescas paredes de barro inclinadas y almenas con ocre rojo y rayas blancas verticales, hacen que se vea más alto aún. Es uno de los pocos monasterios, que pertenecen a la secta de los Sakye en Spiti valle.  

Artículo en “24 horas”: “los ocho monasterios budistas, más impresionantes”.

.

Bajamos desde el guest por la carretera polvorienta hasta la entrada del pueblo… no parece haber ningún transporte; preguntamos a un monje que pasea distraído por el patio del monasterio nuevo. Sí! uno de los monjes tiene previsto ir a Kaza, y podremos bajar con él, en el pick-up.

_mg_10176-2

.

En Kaza había un poco de follón, pero lo que no había era bus hacia Key, la estación estaba desierta. Así que esperamos en la carretera, a ver si en el cruce aparecía algún buen samaritano que nos embutiera en su coche… y resultó que volvió a pasar el chico de los helados!!!. Tenía que recoger las neveras, pero si esperábamos 10 minutos, volvería a por nosotros y nos llevaría hasta Key… allí, esperaba vender muchos helados a los jóvenes monjes internos, mientras nosotros solicitábamos alojamiento!!!.

Y así fue… desde lo alto, ya en la puerta principal de monasterio, vimos cómo decenas de niños rodeaban la furgo emocionados, entre gritos y empujones, intentabas conseguir su helado.

_mg_10204-2

Hicimos un tour hasta el pueblo de Kibber (4.205 m.s.n.m) a través de los campos de cultivo… pudimos charlar con los campesinos, y ellos nos regalaron unas judías tiernas que se podían comer crudas. Volvimos al monasterio antes de las 6:00h, pues a esa hora empezaba la hora de la cena, y había que estar puntual. Nos despedimos gritando un fuerte… Julé!!!

  • pick-up 4×4 (conducida por el monje) Dankar – Kaza = 100 NRI/pers
  • recomendado: hotel Spiti Sarian, en Kaza.
  • desayuno en German Backery (en la plaza principal de Kaza) = 130 NRI/pers
  • hasta Kibber y Ki con la camioneta de los helados ;)
  • comer en Kibber = 335 NRI/pers
  • monasterio de Ki (cenar y dormir) = 200 NRI/pers

El monasterio budista de Key (4.116 m.s.n.m), uno de los más alto del mundo… nos hacía notar su localización, en nuestra respiración (y cabeza).

Había 4 o 5 peregrinos (como nosotros) que también pasarían la noche allí. De repente, mientras esperábamos que nos dejaran unos boles de plástico para la cena, y comentábamos con Òscar la mugre infinita que cubría los 360º de esa cocina… oímos a alguien que se dirigía a nosotros en Catalán!!! uhuhuuú!!!… pero la sorpresa fue aún más grande, cuando nos volvimos y vimos que era Indio!!!  :O

Sameer, estudió filología Catalana en la carrera de estudios hispánicos de la “Universidad Jawaharlal Nehru” de Delhi, y vivió 10 años en Barcelona!. A parte de escribir sus propios libros/poesía, se dedica también a la traducción al Hindi, de los textos de la gran escritora Mercè Rodoreda!. IMPRESIONANTE!… ¿Que probabilidad teníamos, de encontrarnos en ese rincón aislado del mundo?. (Aquí, una entrevista en “el Periódico”).

Él había llegado allí (como turista en su propio país), para encontrar la inspiración… Sameer había hecho migas, con Anna!… una chica Ucraniana, que aunque nunca había ído, estaba enamorada de barcelona. Ella estaba allí, en un viaje de crecimiento personal y espiritual, y quería pasar la noche sola en las montañas!. Los lobos eran sus amigos, decía… su manera de gesticular, su expresividad y su esperanza en que “el amor lo puede todo” y decía – “en todo hay amor!”, la hacían sonreír todo el rato, y a nosotros también!. Lo que os había dicho antes… un espíritu feliz en un mundo de locos…

Estuvimos charlando un buen rato, acurrucados bajo las mantas del refugio… hasta que la noche cayó oscura y fría, y lo envolvió todo de silencio. raro… pero interesante! ;)

 

..

.