“Al otro lado de la montaña, siempre hay un sendero más que seguir, o un espejismo más que explorar. No llegar nunca a destino, es el precio que el viajero errante paga, por el derecho a la aventura”. Rosita Forbes

28 de Agosto… qué hacemos?

… nuestros pasos, habían quedado grabados sobre el polvo de la habitación… despertábamos desanimados por los acontecimientos del día anterior, acusábamos el cansancio!… ¿que haríamos?… el mapa nos enseñaba una carretera descorazonadora, la que rodeaba los valles de “Lahaul y Spiti” era cómo 4 veces el trecho del día anterior!… y la opción de volver atrás, era muy desalentadora; ¿12 horas desaciendo camino? NO porfavor…

Le preguntamos al chico de recepción… no estaba muy seguro, pero él creía que ya habíamos pasado lo peor… nos facilitó alguna información turística de los valles y nos convencimos…

– Si ya hemos llegado hasta aquí… que más da! a eso hemos venido, no? a la aventura! a ver cómo es lo que nunca nos han contado!.

Al salir a la calle, quedamos convencidísimos de seguir adelante! el pueblo, enganchado en una pronunciada pendiente, irradiaba vida!!! había un animado mercado, los niños corrían con sus mochilas hacia la escuela. De fondo, un impresionante pico helado demostraba que habíamos llegado al Himalaya!!! bieeeen!!!. Los birretes de los autóctonos y sus chalecos de felpa, nos dejaron entusiasmados!!!

_mg_9999-2

.

En el centro del pueblo, en medio de la carretera, la rueda de la oración!!! ;)

Dimos una vuelta, subimos por una rambla bastante céntrica y empinada, llena de gente, y de marihuana! “The Rambler Grow” (sí, sí, crecía a ambos lados de las escaleras de hormigón!)… en fin, buscamos un café junto al bazar para desayunar, e hicimos las fotocopias de los pasaportes al otro lado de la rueda de la oración… esperamos que llegaran las 10:00h, la hora a la que abría la oficina de turismo.

_mg_9995-2

.

Tardaron apenas 30′ para tramitarnos el “Inner Line Permit“. En la estación, el maltratado bus local hacia Nako (un pueblo a 3.662 metros de altura), estaba preparado.

  • fotocopias del pasaporte = 6 NRI
  • tramitación del Permit Inner Line = 350 NRI/pers.
  • desayuno (te, café y tostadas para 2) = 210 NRI
  • birrete Himanchal (como recuerdo ;) = 350 NRI.
  • bus Rekong Peo – Nako = 165 NRI/pers.
  • botellas de agua (varias…) = 20 NRI/ud.

La carretera era impresionante… esas montañas que albergaban pequeños huertos delimitados con márgenes de piedra, marcaban estratos de todos los colores; una de las zonas más apartada de las rutas turísticas convencionales, pueblos medievales y monasterios budistas que estuvieron ocultos a los ojos occidentales hasta 1992… habíamos entrado en el pequeño Tíbet!.

_mg_7052-2

.

Empezaríamos una ruta por los pueblos más altos y quizás más aislados del mundo, y nos quedaríamos boquiabiertos al comprobar ingeniosas construcciones del siglo XI…

El bus subía y subía por senderos agrestes, el paisaje viraba en cada curva… y en una de esas polvorientas curvas, se detuvo y nos abandonó ;)… a unos 100 metros estaba Nako, pequeñito, medieval… sus banderolas se agitaban al viento.

_mg_10012-2

.

En la misma entrada del pueblo, la dueña del primer guest-house escaneaba las vestimentas de los 5 o 6 turistas que habíamos bajado el bus; le preguntamos el precio (a priori no era la mejor oferta)… pero el silencio del establecimiento y la exquisita comida tradicional tibetana que nos preparó, hicieron que fuera un precio imbatible.

  • guest house Lovon = 500 NRI/hab. doble;
    • cena (momos y noodles vegetables) + desayuno (tibetan breads, pankake de chocolate y tes con leche) = 385 NRI
    • Vill & P.O.Nako, Distrikt Kinava VR
    • Tlf. 01785.23 63 22 / 94184.23549

.

Antes del atardecer visitamos el lago y el templo de Padamsambhava (segunda encarnación de Bhuda).

_mg_10021-2

.

Una caminata por las estrechas callejuelas dónde el tiempo pasaba tranquilo, pero el trabajo de los lugareños era duro; lo llevan grabado entre las arrugas de su sonrisa, visibles cuando saludaban con un amable “julé!”.

_mg_10028-2

.

Trajinaban enormes fardos de judías, que apenas cabían entre las paredes de piedra, y los levantaban hasta los tejados para dejarlos secar al sol.

29 de Agosto… enamorados de los pueblos solitarios

Hacía una mañana preciosa… nos acercamos de nuevo al templo. Un par de mujeres habían dejado sus pequeños pies marcados en la moqueta roja de la entrada;

_mg_10033-2

.

se habían acercado al enorme retrato del Dalai Lama que presidía la sala, encendieron algunas lamparitas de aceite, y una vez rodeada la imagen, habían recitado sus oraciones acompañándolas de tres gimnásticas genuflexiones, para terminar retirándose sin dar la espalda.

_mg_10065-2

.

Volvíamos a la carretera a las 11:00h de la mañana para esperar, té en mano, el próximo transporte a Tabo… durante esa hora de espera en el bar-chabola, estuvo corriendo el rumor que el bus no llegaría porque había habido un desprendimiento durante la noche; el bus sí llegó! pero a los 10 minutos de trayecto, nos apearon con nuestras mochilas…

_mg_10071-2

.

… debíamos andar unos 200 metros sobre los pedruscos que cubrían un buen trecho de la carretera; nos cruzamos con decenas de pasajeros que venían del otro lado, también cargados con sus fardos.

  • bus de Nako – Tabo (63 km – 3 h aprox.) = 10 NRI/pers.
  • comer en el café Kazuun (en Tabo) = 256 NRI
  • hotel Mayti Renkia = 800 NRI/hab. doble

La carretera seguía altísima, serpenteando sobre las pendientes de roca que se precipitaban sobre el gris río de Spiti, cientos de metros al fondo. Un par de controles ligeros, y llegamos a Tabo.

El monasterio conocido como “la gema de los Himalayas”, es un Gompa de sobrios muros de barro cocido, fundado en 996 d.C, y ahora Patrimonio Mundial (uno de los más raros que vimos). La guía explica que las capillas fueron pintadas por algunos de los mejores artistas de murales budistas de la época; y que mezcla estilos del oeste del Tíbet, la India y Cachemira. Intentamos entrar por una de las puertecillas que parecían medio abiertas, pero nos llamaron la atención desde la oscuridad interior, y tuvimos que recular.

_mg_10081-2

.

Nos tuvimos que conformar con la visita al Gompa moderno, y a la panadería alemana que hay en la entrada. ;)

Lo más espectacular… aún estaba por llegar!

..

.