“Sadhus, encantadores de serpientes, templos y ceremonias religiosas. Sonidos de caracolas y campanillas. Olores a sándalo, incienso y flores. Devoción, recogimiento y oración. Aire, tierra, fuego y agua”. Blog: Siuler. Viajes y fotos

23 de Agosto’15… en el tren…

Las 7:00 h de la mañana, empieza la movida… desfiles hacia el baño (muy limpio, por cierto), vecinos empaquetado equipajes… todo el mundo se prepara para otro día de gran actividad! en 40 minutos desembarcaremos en Haridwar.

A la salida de la estación… el caos… vaya sorpresa!. La calle… bueno, el camino, está abarrotado de motos, carros de venta ambulante, vacas, y gente que intenta ir en contra dirección… huele a comida, a mil especias, y porqué no decirlo, a pis. Y en la calle principal, pues lo mismo pero en más grande! (carros con caballos, furgonetas, autobuses) vehículos que pitan más fuerte cuando te cruzas despistado y con los párpados aún pegados.

_MG_9865

.

Saliendo de la estación a la derecha, subimos por la calle; buscábamos el Big Ben, un “air conditioned restaurant” dónde desayunar y volver a visitar un baño limpio.

Para encontrar la calle de los hoteles, seguimos hasta la rotonda que alberga la imagen más kitsch de Shiva, y giramos a la izquierda. La oferta es abundante… yo os recomendaría que entréis y reviséis unos cuantos, hasta dar con lo que buscáis (en precio y en limpieza).

.

Habíamos llegado a una de las ciudades denominadas como “meca del Hinduismo”. Queríamos llegar a los templos sobre las montañas, Mansa y Chandi devi… queríamos ver la devoción de los fieles con nuestros propios ojos, queríamos vivirlo junto a las familias que ese domingo se habían congregado en aquel avispero.

Corría el rumor que serían 2 horas de cola para el teleférico que subía a la primera colina!… pero el ticket VIP para le visita conjunta, estaba libre! así que no tardamos en subir al huevo naranja que se elevaba por la ladera.

El Hinduismo, es la tercera religión más extendida del mundo, y cuenta con más de mil millones de fieles. No posee fundador por no ser una única religión, sino un conjunto de creencias metafísicas, religiosas, cultos, costumbres y rituales que conforman una tradición, en la que no existen ni órdenes sacerdotales, ni una organización central. Complicado de explicar, complicado entender y complicado retener tantos nombres… complicado para nosotros ;) ELLOS lo tienen muy claro!… cantan, oran en voz alta, aplauden, compran ofrendas sin parar, queman incienso, bendicen salpicando por doquier el agua de sus cuenquitos, y lo llenan todo de coloridos pigmentos.

Básicamente, los hinduistas creen que detrás del universo visible, está Brahman, el principio absoluto que lo sostiene; y el logro más grande que pueden conseguir, sería abandonar el ciclo de reencarnaciones (samsara). Creen que en el transcurso de cada vida, el Dharma (acciones hechas) y el Karma (consecuencias), determinan el destino futuro de cada ser. Este proceso cíclico termina con la liberación espiritual, el moksha.

_MG_9872

. Los Gaths de Haridwar (las escalinatas de oración sobre el río), a nuestros pies .   

.

en el templo Mansa Devi…

La muchedumbre es aterradora, estaban ansiosos por pasar frente a sus “dioses”, aglomerados andábamos lentos hasta que el fervor se desataba, y los guardias se apresuraban a organizar al personal con sus silbatos. Gritaban, alargaban sus manos rígidas para tocar las imágenes… lanzaban monedas, flores… total! sentimientos desenfrenados en una masa muy entregada.

Volvimos a bajar en el teleférico, y nos dirigimos hacia la parada del microbus, por unas callejuelas muy empinadas. Nos acogieron bajo la sombra de un gran toldo raído… en la parada, el señor “Te Chai”, todo lo arregla con una buena sonrisa y un frío refresco… sus clientes siempre llegan acalorados y con ganas de sentarse después del fervor desatado en los templos.

_MG_9876-4

en el templo Chanti Devi…

La cola de fieles parecía una cosa más ordenada… y es que, como en port aventura, esta discurría por distintas salas entre barandillas en forma de zig-zag… allí gritamos con los fieles, ya que nos interpelaron varias veces para que en el juego de pregunta-respuesta, contestáramos al unísono con ellos: -“Djerma Tedi”.

Ya en las salas del templo, resistimos los empujones, mientras intentábamos fijar una moneda en la mugre de una pirámide que algún día había sido de mármol blanco.

_MG_9869

.

Después de tantas emociones y antes de volver al bazar, nos merecíamos algo de comer; así afrontaríamos nuestra misión (encontrar un lugar dónde darnos un buen masaje AyurVédico) con más ganas.

  • masaje en el hotel “The Haveli Hari Ganga” :
  • 2 aguas = 2 x 20 NRI
  • cena en el “Krishnam Restaurant” = 368 NRI
    • Mushroom masala, Finger Chips (chapatis con champis picantes).
    • Vegetables fried rice, Plain Roti (salteado de verduras).

.

Habíamos concertado una sesión de tarde… así que volvimos al hotel para refrescarnos con una ducha… lo que no sabíamos, es que el cielo nos regalaría otra, y llegaríamos al masaje con el agua hasta las rodillas; nos cayó el diluvio encima!!! y no cesó durante la ceremonia en los Gaths… una ceremonia impresionante!!! pero impresionante de erizarte los pelos del cogote!!!

Un “Priest” nos acompañaba… bueno, corría delante de nosotros entre una muchedumbre impensable, cientos, sino miles de personas en las escalinatas que llegaban al río, disfrutaban bajo una tremenda tormenta. Se sumergían agarrándose a las cadenas, para que la corriente no los llevara, soltaban las ofrendas que a penas flotaban en esas aguas bravas… pero aún en esas condiciones, algunos chicos se sumergían hasta el fondo, para recoger las monedas que el público lanzaba.

_MG_9879

.

Cuando llegó el fuego purificador, cantaron como posesos…. pero no acaba ahí… luego por las calles, desfilan carrozas con la música a todo trapo, decoradas de lo más Kitsch con luces de neón, guirnaldas de flores, y chapadas en dorado. Los seguidores de los sacerdotes apoltronados en lo más alto, bailan frenéticcos durante horas. VER PARA CREER!!!

Haridwar es una de las ciudades sagradas dónde se realiza el peregrinaje hinduista del Kumbha Mela, junto a Nashik, Ujiain Allahabad; un acontecimiento que se repite cada 3 años, por turnos. Se organizan unos espectaculares desfiles de sadhus, Naga Baba, yoguis y swamis que viajan desde todas partes de la India…. y la cantidad de peregrinos, de diferentes credos, se cuentan por millones.

Según los textos clásicos del hinduismo, ser sadhu (hombres dedicados a la meditación y que a menudo viven en cuevas, liberándose de las cargas humanas) es la cuarta fase de la vida después de haber estudiado, haber sido padre, y haber sido pelegrino.  

Pero nuestra aventura no se acababa aquí… queríamos ir más lejos… a lo más alto… dónde nace la arteria de la India, dónde brota el agua purificadora, esa arteria principal que mueve el mundo hindú!!! sí! sí! hablamos del Ganges!!!. El río nace en el Himalaya occidental, en las montañas de Uttarakhand, y tras 2510 km de recorrido desemboca formando junto el río Brahmaputra, el mayor delta del mundo, el delta del Ganges, en el golfo de Bengala!!!.

De los afluentes que alimentan el Ganges, el Yamuna es el primero que se une a él. Nace a una altura de 6.387 m, en el glaciar Yamunotri, y con una longitud total de 1.376 km, también es considerado sagrado. En la mitología hindú, se convirtió a la antigua diosa Iamí (la hija de Vivasuat – dios del sol-, y hermana gemela de Iama – dios de la muerte-)… por eso, bañarse en las aguas sagradas del Yamuna libera de los tormentos de la muerte.

Pero para llegar al templo enclavado en el estrecho desfiladero sobre la colina sagrada dónde nace el río Yamuna… tendremos que viajar durante 12 horas en varios autobuses y por carreteras… de montaña.

Pero esto os lo contaremos en el siguiente post!!! Salud y felices vacaciones ;)

..

.