“Quan el desembre blanc i desvocat faci sentir el bram de la Tramontana, tornaras al litoral de Tarragona i la teva estimada” #TarracoViva; se trata del epigrama (corta composición poética, que expresa un solo pensamiento, o lo que los japoneses llaman “haiku”) I-49, de un romano llamado Marco Valerio Marcial. 

“Cuando el blanco diciembre y el invierno desaforado brame con el bronco cierzo, buscarás los soleados litorales de Tarragona y tu Laletania”.

Nuestro amigo César, enamora a cualquier viajero que lo visita…

Él me cuenta sus peripecias de la vida cotidiana, y algunos viajeros entregados me cuentan las que pasaron ellos, cuando lo visitaron… el rió Marañón, el rió Yarapa y las espectaculares y vírgenes reservas de Pacaya Samiria, son su radio de acción; dónde ocurre la magia, dónde te sumergse en la exuberancia más absoluta, dónde infinitas especies de pájaros, peces, reptiles y mamíferos se extienden sin parangón.

Él se construyó una pequeña casa dónde poder acoger a esos viajeros aventureros dispuestos a maravillarse de la selva esmeralda! de la selva de los espejos!… es la casa de SHAPSHICO.

De nuestras conversaciones que siempre empiezan con un abrazo, os resumo lo siguiente:

“Estoy en casa (en Pucallpa) con todos mi hijos: Joel, Dana, Emeliz y Damaris (ella me ayuda en la computadora).

Te quiero mandar unas fotos de la casa de Shapshico Tours a orillas del Yarapa, tiene los servicios básicos. Está ubicada a 4 horas de Nauta bajando el rió marañón y ingresando por el rió Ucayali. Se pueden hacer varias rutas por la zona. Te agracresco mucho, porque está llegando gente que se guia a través de tu información en los foros. ;)

Mi mujer Geny es fuerte a la hora de tomar decisiones, y con ella he podido construir la casa!!! pero aquí no está bien visto que tu marido vaya a dormir con clientes mujeres, jajaja. Yo le digo que es por seguridad, que soy soy “el salvador del monte!”… y nos causa risas!!! jajaja

Un abrazote para mi amigo Oscar que siempre le recuerdo. Te seguiré escribiendo, no me olvidaré de ustedes”

De una parejita de viajeros que quedaron prendados, he recibido las fotos y el relato que os dejo a continuación! espero que os guste tanto como a mi!!! ;)

11/11/2014 a 13/11/2014  

“3 días en la casa Shapshico”, por Denis y Valerie.

Esta historia podría empezar con un “erase una vez”… un cuento, un momento mágico, un regalo que llevaremos con nosotros el resto de nuestras vidas.

Erase una vez el deseo de descubrir la selva amazónica, a partir del nombre y la dirección de un guía recomendado, César, para vivir una experiencia inolvidable en la casa Shapshico.

Erase una vez dos franceses navegando por el río Ucayali hacia Iquitos y disfrutando de hermosos paisajes, intentando olvidar la decepción de no haber podido dar con César.

Erase una vez que en la hamaca vecina a la nuestra, viajaba un guía que volvía a su casa, para preparar la llegada de turistas y… que casualidad!!! se llama César… Nuestro César tan deseado!!!. Al fin la aventura puede empezar!!!

La casa Shapshico está suspendida a orillas del río Yarapa, rodeada de campos, vergeles y selva; aunque simple, es una vivienda suficientemente cómoda… para esa parte del mundo. Todos cuidan de nosotros, y durante nuestra estancia disfrutamos del sabroso jugo de “camu-camu” (una fruta endémica de la región y que está en el vergel de la vecina!!! jajaja).

5587_casa Shapshico

Somos unos invitados, unos amigos que visitan y quieren conocer los alrededores… compartiendo su saber sobre la flora y la fauna de esta selva inundable. Pues claro que sí! también compartiendo la cultura de la región con sus historias y sus leyendas; pasamos horas escuchando a César hablar de su tierra maternal, las plantas, los animales, sus experiencias y sus creencias.

5571_nenúfares

3 días en esta inmensidad verde, en bote o bien a pie, marchando, pescando, observando, aprendiendo los nombres de los vegetales y sus efectos farmacéuticos o tóxicos. 3 días para admirar árboles enormes, bejucos, inmensas raíces, nenúfares gigantescos, y el río absorbido, él tambien, por tupido decorado vegetal. 3 días para oír el canto del papagayo y otras aves, el zumbido de los insectos, la melodía de los sapos, las ranas, y las alegres chácharas de los monos.

5600_mariposas

3 días observando mariposas, aves, monos, loros, tortuga, etc, etc, etc…

Una noche la pasamos en un campamento en mitad de la selva para satisfacer nuestro apetito de aventuras, con balada en pleno bosque incluida, salida nocturna para buscar caimanes, pescar de pirañas… todos eso acompañados por Ney otro excelente guía.

3 días únicos en que todo es un pretexto para el descubrimiento y dejan buenos recuerdos, como cuando salimos de la cama en busca de los papagayos que oíamos; en pantalones de pijama y con botas salimos para ese paseo inesperado, donde admiramos la ruidosa pareja de papagayos, numerosos monos y hasta jugamos a Tarzán atravesando un arroyo con un bejuco (enredadera). Un verdadero momento de felicidad, una inmersión fantástica en la selva sin planificación y sin florituras… sólo nosotros dos, nuestro guía amigo (o amigo guía)… y la selva.

5713_bretaña

Uno de nuestros momentos más maravillosos de nuestro año de vuelta al mundo!!!.

La riqueza de los encuentros humanos y descubrimiento auténtico de un ambiente extremo y extremadamente fantástico y lindo!… muy lindo!. Un momento único en un lugar único, un momento perfecto en un lugar perfecto. Muchas gracias César y todo el equipo, por estos maravillosos días en la Casa Shapshico.

Si queréis más información y detalles de su aventura, os dejo:

 …

..

.

Para quien entienda el francés… seguro que lo disfrutará muchísmo más con el acento dulce del idioma:

11/11/2014 a 13/11/2014  

“3 jours à la chambre Shapshico”, par Denis et Valerie.

Cette histoire peut commencer par « il était une fois.. » et reste gravée dans nos cœurs comme un conte, un instant magique, réel cadeau de la vie.

Il était une fois, une envie irrésistible de découvrir la jungle amazonienne, une adresse et le nom d’un guide pour vivre une expérience inoubliable à la casa Shapshico.

Il était une fois, deux français navigant sur le Ucayali vers Iquitos et profitant de la beauté des paysages pour oublier la déception de ne pas avoir pu joindre le fameux César recommandé.

Il était une fois, un guide rentrant chez lui pour préparer l’arrivée de touristes et dormant dans un hamac voisin aux nôtres… et Quelle coïncidence!!! il s’appelle César… notre César tant recherché. Et là l’aventure peut commencer…

La maison est situé sur les berges du rio Yarapa, simple habitation sur pilotis entourée de champs, vergers et jungle elle offre le confort de base suffisant… dans cette partie du globe. Tout le monde est aux petits soins pour nous et durant tout notre séjour nous sommes rassasiés des copieux petits plats de la maison, dégustant, aussi, jusqu’à plus soif, le savoureux jus de camu-camu (fruits endémiques de la région et dont le verger de la voisine était rempli… !!!).

Nous sommes comme des invités, des amis venus en visite à qui ont fait visiter les alentours… faisant partager son savoir et son expérience de la flore et de la faune de cette forêt amazonienne inondable. Mais partageant aussi la culture du lieu avec ses histoires et légendes, nous passons d’innombrables heures à écouter César parler de sa terre natale, de ses plantes, de ses animaux, de son expérience et de ses croyances qui ont bercé son enfance et qui rythme toujours sa vie.

3 jours dans cette immensité verte, sur l’eau ou bien à pied, marchant, pêchant, observant, apprenant les noms des végétaux et leurs effets pharmaceutiques ou toxiques. 3 jours à admirer arbres, lianes, racines gigantesques, nénuphars géants et le fleuve absorbé, lui aussi, par le touffu végétal. 3 jours à entendre le chant des papagayos et autres oiseaux, le bourdonnement des insectes en tous genres, la mélodie des crapauds et grenouilles, les bavardages amusés des singes. 3 jours à observer papillons, oiseaux, singes, paresseux, tortue…

1 nuit en campement en pleine jungle pour satisfaire notre appétit aventureux avec ballade en pleine forêt, recherche des caïmans la nuit, pêche aux piranhas, le tout accompagnés par Ney un autre excellent guide.

3 jours uniques où tout est prétexte à découverte et laissent de bons souvenirs comme celui de notre ballade au lever du lit à la recherche des papagayos entendus. En pantalon de pyjamas et bottes pour cette promenade imprévue où nous avons admirés ce couple bruyant de perroquet, de nombreux singes et même jouer à Tarzan en traversant un ruisseau grâce à une liane. Un vrai moment de bonheur, une plongée fantastique dans la jungle, sans planning et sans fioriture… nous deux, notre guide ami ou ami guide et la jungle.

L’un de nos plus beaux moment de notre tour du monde!!! Richesses des rencontres humaines et découverte authentique d’un milieu ambiant extrême… et extrêmement fantastique et beau. Un moment unique dans un lieu unique, un moment rêvé dans un lieu rêvé.

Merci beaucoup César et toute l’équipe pour ces merveilleux jours dans la casa Shapshico!!!

Si vous désirez plus de détails de notre aventure chez César voici l’adresse du blog de notre voyage: www.gallettdm.blogspot.fr (textes en français bien sûr! ;)

 

Denis et Valerie

Precioso! os lo había dicho!!!