Abrir la libreta de notas, y darse cuenta que la memoria es demasiado frágil para dejarla como encargada de todas las anécdotas, recuerdos y sensaciones que queremos conservar para siempre. Las cosas te abruman cuando están sucediendo, y piensas… “esto, no voy a olvidarlo en la vida!”… y pasado un mes, te parecen taaan lejos, como un increíble sueño. Pero sí, ahí está la libreta que lo certifica!. Con letra pequeña, relatos redactados en posturas inverosímiles sobre sábanas limadas por el tiempo, casi transparentes, e intentando contener el sueño, que no se escape por la comisura del labio en forma de baba, y acabe diluyendo el manuscrito; ha quedado apretada… ya no caben más palabras! ya no caben más historias! incluso tuve que resumir los dos últimos días 

Esa libreta pauta los que ahora os cuento sobre “le pais de la Teranga”  ;)

Empezamos con nuestra llegada al aeropuerto de Dakar! y el recibimiento del gerente del único hotel que habíamos reservado en tierras africanas… apareció entre los pocos taxistas que quedaban en la terminal, un hombre larguísimo! ataviado con túnica blanca, gorro de lana reague, y unos medallones enormes con imágenes de sus guías espirituales… son los llamados Baye fall. Yo… en nuestras conversaciones por mail, sin saber francés, había creído que se trataba de una mujer, y simpre me había dirigido a él cómo Madame Baye, le llamaba!!! en serio… MADAME!!! hahaha, que ridículo!!!

Baye Fall: Esta hermandad relacionada con el sufismo, fue fundada por Cheikh Ibrahima Fall. En sus rituales invocan los nombres divinos utilizando rosarios, poesía y música. Su máxima es “vive, y deja vivir”.

Lac Rebta.

No se como metió esas piernas tan larguísimas en el coche, le llegaban a la barbilla… en 40 minutos llegábamos hasta las orillas del Lago Rosa, en plena noche.

Nos íbamos a dormir a las 2 de la mañana, así que la esperanza de salir a las 7 a hacer fotos al amanecer y al color rosa del lago, se desvaneció rápidamente.

5401_llac rosa

 

.

Después del desayuno empezamos una marcha hasta el pequeño mercado de artesanos y hasta “le mer”, el océano Atlántico se extendía ante nosotros con un oleaje imponente a lo largo de una playa kilométrica, 250 kilómetros ininterrumpidos para ser exactos, de arena pálida y dunas.

Una hora fue suficiente para quedar quemados. A la vuelta, nos tomamos un refresco en un local cerca del mercado, una naranjada fluorescente y una zumo de anannas “la gacelle”… y es que aquí el color de las cosas es más intenso! ;)

 

5444_barques llac rosa

.

En el lago, la vida pasa tranquilamente; los escolares se apresuran a volver a casa y unirse a los equipos que juegan al fútbol frente al hotel, los cuidadores de dromedarios se retiran, los recolectores de sal se reúnen alrededor de las típicas teteras para iniciar el ritual, las vendedoras de baratijas se arremolinan sobre los 4 turistas que andamos por ahí, demasiada oferta y muy poca demanda…

5473_venedores

.

Con la brisa de la tarde, se levanta la flor de sal, decorando toda la orilla con enormes nubes de espuma blanca. Las barcas, corroídas, desteñidas, resquebrajas, dan una idea de la agresividad de las aguas y de la dureza del trabajo del recolector.

  • vuelo: vueling BCN-DKR (374 €/persona, ida y vuelta)
  • tipo de cambio: 1€ – 655 xof
  • hotel: Soleil d’Espoir. website.
  • tarifa: habitación doble con desayuno 26.000 xof (38 €); comida 4.000 xof (6 €).
  • telf: 77 550 29 27

Dakar.

A la mañana siguiente, buscamos el bus de líneas azules que se dirigía a Dakar… y de allí, destino Palmaren. Nos esperan 12 horas interminables, aunque esto aún no lo sabemos…

5408_llac rosa

.

Primero éramos los únicos ocupantes, pero a medida que nos acercábamos a la gran capital, más y más genere subía al bus, cargaban todo tipo de mercancías y las amontonaban junto al conductor, apretujados como sardinas se pasaban el dinero entre ellos hasta llegar a la jaula del cobrador. El fuerte olor del mercado de pescado se coló por las ventanas, y un poco más tarde todo el mundo se apeó en esa inmensa rotonda… en el ojo del caos!!!

En la gran avenida, las aceras rebosaban de… mangos. Las “mamas” bajo sombrillas de colores los recolocaban, mangos a la derecha, mangos a la izquierda, mangos lejos y cerca, sobre los taxis, en los camiones, en lo alto de autobuses… bueno, alguna despistada también traía cebollas o mandarinas. Además, nos separaban 6 carriles de tránsito enfurecido, y microbuses, y taxis, y ndiaga-nyayes, y bicicletas, y peatones que cruzaban por el medio, y algún burro.

  • bus Lago Rosa-Dakar (2 h): 1.000 xof
  • taxi en Dakar al embarcadero (para comprar anticipadamente el billete de ferry): 2.500 xof
  • billete de ferry Ziguinchor-Dakar: 18.900 xof/persona, en camarote para 8.
  • taxi del embarcadero a la estación de autobuses: 3.000 xof
  • bus de Dakar a Mbour (2:15 h): 1.000 xof
  • microbus car de Mbour a Palmaren: 2.500 xof/persona + 1.000 xof/mochila.

Después de desplazarnos al embarcadero para comprar el billete de vuelta (a 20 días vista) de Ziguinchor a Dakar, el taxi nos dejó frente a la berja de la estación de autobuses… muy felices nos subimos al bus que tenía que llevarnos hasta Mbour… pero estuvimos 2 horas sudando el mini asiento de escai antes de salir, escuchando la animada conversación de los compañeros de viaje… ni una palabra entendíamos, pero sus risas y los aspavientos del que llevaba la voz cantante, valieron la pena.

 

Antes de salir de la ciudad, todos los vendedores ambulantes de Dakar ya se habían asomado a las ventanillas. (vendían mangos ;)

A las 4 de la tarde, llegamos a la siguiente estación de autobuses… demasiado justo para llegar a Palmaren, y más teniendo en cuenta que de nuestro destino sólo conocíamos el nombre de un bar, buscábamos el Point Sérér.

Palmaren es una comunidad rural, en el límite del Siné Saloum, formado por 4 pueblos: Ngallou, Ngunuman, Ngjet, y Niajhanort. En la última playa de esta lengua de tierra, Djifer es el puesto pesquero más importante de la pesca de altura tradicional en el litoral senegalés, gambiano y de Guinea Bissau.

Pasó que, nos vino a rescatar un “buen samaritano” y nos consigue asientos en el mismo microbus que él… gotas grandes como nueces empiezan a precipitar del amenazante cielo gris, y se desata una tormenta tremenda. tremenda!!! El agua se colaba por las puertas como una fuente y ni usando botellas para canalizarla, pudimos evitar que cayera sobre nuestro nuevo amigo.

Pero ellos, nunca pierden el buen humor… las calles habían quedado casi intransitables, pero fue una buena excusa para intentar salpicar a los pocos habitantes que deambulaban por allí!

llegaremos a nuestro destino de noche… pero esto os lo contaré en el próximo post!

Salut i viatges!

Buenas, que tal?

  • en Wólof se dice: Nandaga Dje
  • en Sérer tiene tres fórmulas según la hora del día:
  • Baldó Bareyam (por la mañana);
  • Nyonga Yam a lo que se responde Yam som (por la tarde);
  • y, Djare Yam (por la noche).

perdón por la gramática… lo escribo tal como lo oí ;)