“La ignorancia y la amnesia son el fin de toda civilización, ya que sin educación no hay arte y sin memoria, no hay justicia”. Carta de Jordi Savall, rehusando el Premio Nacional de Música 2014. 

 

Una vez más, indignación… y pena… mucha pena…

indignación y pena ante el silencio… ¿que? ¿ya está? ¿se acabó el ébola? ¿ya no hay alarma social?… ¿porqué?, ¿si las almas infectadas y moribundas no son blancas, son invisibles?

¿el público está harto de oír hablar del ebola?… y a mi qué! el problema sigue existiedo! las personas que luchan cada día para evitar nuevos contagios, que se levantan cada día para arrancar a una persona más de las garras de la epidemia, las que están al pié del cañón dándolo todo… A ELLOS TAMBÉN LOS HEMOS OLVIDADO!!!. ¿ellos no se merecen ningún respeto tampoco?…

indignación y vergüenza ante lo pasmarotes que somos…. ya hay quién se encarga del trabajo sucio, ¿no?… ¿las ONG? ¿agotadas? ¿sin recursos? abandonados a la indiferencia de TODO el mundo…

pena… esto és lo único que sabemos producir la gran mayoría de los humanos en cantidades desmesuradas… el amor, la voluntad, o la alegría son tesoros que casi, no sabemos que significan, y que regalamos con un cuentagotas seco…

  • Quienes siguen sobre el terreno?

Organizaciones no gubernamentales (ONG), intergubernamentales y regionales, como Cruz Roja, MSF o Unicef.

La “Misión de Naciones Unidas para la repuesta de Emergencia al Ébola”-UNMEER, coordinan la respuesta de los gobiernos afectados.

  • Como se trabaja?

El personal internacional de MSF rota cada 4 o 6 semanas, para evitar que sufra cansancio excesivo, una medida que también ayuda a la reducción de riesgo de contagio. Los trabajadores se organizan en parejas, con el fin de garantizar un control y cuidado mutuo; entre ellos se aseguran que el compañero no cometa errores o esté excesivamente cansado.

  • Las estadíaticas:

Según la OMS, hasta la fecha se han confirmado más de 15.350 casos en 8 países, y se acumulan 5.500 muertos.

Unos 7.000 niños han quedado huérfanos y 3,5 millones de niños no van a la escuela.

Así que, básicamente, campañas como la de Avaaz.org (el mundo en acción), intentan abastecer de manos voluntarias a estos valientes y comprometidos equipos. Los que se vuelcan por los demás, y hechan más de lo que tienen, aún sabiendo que la lamentable mayoría de la población, ya se olvidó del problema, porqué? porque ya no va con ellos… ni con su vecina infectada… ni si quiera con el perro…

  • Avaaz.org, siempre optimistas dice:

¡Increíble! En solo unos días, somos más de 50.000 los que nos hemos sumado al envío de ayuda de emergencia a las organizaciones que luchan contra el Ébola.

En las últimas dos semanas, miles de miembros de nuestro movimiento demostraron su valentía al postularse como voluntarios para ir a África Occidental. Sin embargo, no todos podemos viajar, ni tenemos las aptitudes adecuadas para echar una mano.

Al preguntarle a una de las organizaciones, qué podríamos hacer para ayudar a salvar vidas y detener la propagación: su respuesta fue tan sencilla… se necesitan materiales sanitarios – guantes, jabón, clorina, equipos de protección personal (EPPs), ambulancias, camas, y suministros para los Centros de Tratamiento del Ébola.

Es prácticamente criminal que la comunidad internacional aún no se las haya arreglado para enviar estos materiales básicos a las zonas afectadas. ¡Pero podemos hacerlo nosotros! Si 50.000 personas ofrecemos 16 € cada uno, podríamos comprar diez ambulancias y 2.000 trajes aislantes.

Sencillo, no?

  • Intereses ocultos: 

Entrevista al ex-misionero y periodista Chema Caballero. Publicada en el número 370 de la DIRECTA.

Amb relació a l’Ebola, la informació s’ha ampliat quan s’ha percebut com una amenaça per a Occident.

Pràcticament no s’havia fet cas d’organitzacions com Metges Sense Fronteres, que havien alertat que es tractaria d’una epidèmia més important que les anteriors i que seria difícil de controlar. S’ha reaccionat quan la malaltia s’ha vist com una amenaça i aleshores sí que s’hi han enviat diners i soldats. Altres problemàtiques més mortíferes com la fam, la sida o la malària no són una amenaça per a nosaltres i aleshores interessen molt menys i no se les combat des d’aquí. La meva por és que s’utilitzi la crisi de l’Ebola per satisfer uns altres interessos. Arribaran 3.000 soldats estatunidencs a la zona i caldrà veure que faràn un cop acabada la crisi… 

Si quieres conocer más cosas de África (la gran desconocida), te dejo el enlace a dos blogs muy interesantes:

Otros artículos interesantes: