Proverbio africano: “Los ríos hondos corren en silencio, los arroyos son ruidosos”.

 

Buenooo! esto está apunto de caramelo!

Nos esperan dos países fantásticos… dos mundos, unidos por un mismo río, el Gambia.

En lo más remoto de Senegal, por la frontera sureste con Guinea entra este río, que recorrerá kilómetros de territorio hasta desembocar en la ciudad de Banjul a orillas del océano Atlántico. 

5260_2 països

.

  • En la provincia senegalesa de Tambacounda: 

Recorre territorio Bassari y baña el Parque Nacional Niokolo-Koba

En esta cuna de  mitos y leyendas, habitan los Basari; parece ser que están emparentados con los bosquimanos y los pigmeos de África Central, y al no entrecruzarse con nadie que sea de otra raza, cuentan con el privilegio de ser uno de los pueblos más primitivos del grandioso continente africano.

Ethiolo es un pequeñísimo pueblo incrustado en un valle paradisíaco… un lugar remoto, dónde la única opción de alojamiento es en el Campement Chez Balingo o “el Valle Feliz”, propiedad del emprendedor Gaherademy Bindia “Balingo”.

Él o sus hijos podrán explicarnos detalles de sus tradiciones, fuertemente basadas en una serie de rituales alrededor del paso a la madurez. Su estructura familiar, influye en la arquitectura y el desarrollo urbanístico de los pueblos.

Otra tradición ancestral y que sigue viva en el día a día de los Bassari, son las máscaras. Las máscaras son espíritus que aparecen por la noche y ejecutan sus peculiares cantos vibrantes mientras bailan para conseguir objetivos diversos.

  • Se le unen los afluentes Nieri Ko y Koulountou, antes de entrar a Gambia:

A medio camino hacia el océano, junto al Parque Nacional del Río Gambia, está quizás el proyecto de conservación más ambicioso

Stella Marsden, que vivió la mayor parte de su vida en Gambia, fue pionera al establecer en Baboon Island, el centro de más antiguo del mundo, para la reinserción de chimpancés huérfanos a su hábitat natural; al proyecto lo bautizó como Chimpancé Rehabilitation Trust (CRT).

Este  ha inspirado otros proyectos relativos a la reinserción y conservación de estos primates.

Los chimpancés salvajes son muy a menudo, por desgracia, huérfanos cuando sus madres son asesinadas por su carne. Los jóvenes, se venden como mascotas o para la industria del entretenimiento. Cuando crecen y se convierten en una carga, están totalmente acostumbrados al contacto humano y no pueden valerse por ellos mismos en su hábitat natural. Stella Marsden se embarcó en el proyecto, teniendo en cuenta que también necesitaba de la implicación de la comunidad local para conseguir su objetivo. Por eso, ayudó a establecer una escuela y una clínica en su pueblo natal, Sambel Kunda.

Webs de algunos guías:

http://excursionesdiattagambia.com/

http://www.guiagambia.com/

http://alphaguia.blogspot.com/