Proverbio Africano: “Quién escucha la voz del anciano es como un árbol fuerte; quién se tapa los oidos, es como una rama al viento”.

Tercer y último round para escoger entre todos estos pueblos fascinantes, todos esos rincones especiales, todos y cada uno de los paraísos perdidos que Senegal y Gambia pueden ofrecernos. Sólo hay que escoger… cuales son vuestras preferencias, con cuál os quedaríais???

Os presento los 5 bloques de nuestro viaje:

  • Bloque 1: “llegada y adaptación” – Lago rosa y desierto.
  • Bloque 2: “maravillas naturales” – Internados en el delta del Siné Saloum.
  • Bloque 3: “los pueblos remotos” – Comunidades en el País Bassari.
  • Bloque 4: “a lo largo del río” – Recorrer Gambia por su arteria.
  • Bloque 5: “el rey diola y sus luchadores” – Casamance, otras tierras, otra cultura.

 

Aquí llega la última parte del viaje. Vaaamos a ello?…

A medida que se avanza hacia el Oeste, Gambia se va tornando un país sorprendente por los cientos de proyectos e iniciativas locales que utilizan materiales sostenibles y energías renovables. Llegados al extremo de oceánico, ya tenemos problemas para decidir a que lugar dirigirnos:
.
  • Tanji // o? Tujereng // o? Kangtong

A esta extensión de tierra la llaman, la Costa de las Sonrisas! dónde quedarnos?

Tanji es el pueblo de pescadores dónde por la tarde, decenas de cayucos llegan a la playa para descargar el pescado y dónde cientos de mujeres aguardan para recogerlo y limpiarlo. Frente a este, en el océano, están las islas Bijol formada por la acumulación de arena en los arrecifes, y sitio de cría de tortugas verdes.

Tujereng es una aldea más alejada y mucho más tranquila. Paseos en la playa, ver tejer los batiks, tomar te a la sobra de un baobab, o vistar al artista Etu Ndow en su casa taller y hacer un curso de un día… aquí también está un campamento precioso llamado “Kajamor”.

O Kangtong, la aldea de pescadores dónde está, la que dicen, es la playa más bonita del país. Un paraíso alejado dónde hacer excursiones a pie, en biciclera o en piragua (desde el centro pesquero) para navegar el río Allehein hasta la frontera con Senegal.

… SENEGAL … 

Volvemos a entrar en Senegal por la zona de Casamance; la región, está sumergida en una impresionante vegetacion: palmeras, árboles gigantes, e incluso playas bordeadas de cocoteros… aunque Òscar piensa que: “las playas de postal están sobrevaloradas… puedes morir de conmoción cerebral!”  ;) 

.

El pueblo de pescadores de Kafountine, también puede ofrecer varios espectáculos: como el de la llegada de los pescadores tras una larga jornada en el mar, o el de los dibujos y esculturas hechas por los niños en el village d’Outouka… será una base perfecta para un tour o una excursión por la zona.

Opción 1.- interior rural (Kaparan, Thionk-Essil y Affiam)

Estas comunidades de etnia Diola, conservan su arquitectura y su organización social. El respeto hacia la naturaleza, condiderada la madre de sus creencias animistas, es básica para ellos.

En Kaparan cuentan con una escuela de fútbol y un dispensario hospitalario. Allí se escucha a los sabios hablar de futuras mejoras en el pueblo, todos juntos bajo los baobabs. Las mujeres cuentan con un proyecto de estampación de telas, y además, podríamos volver a disfrutar de un típico baño africano (cubos de agua).

Thionk-Essil, dicen que es el pueblo más importante de la región. Junto a este, el centenario bosque sagrado esconde una zona de manglares y un singular puente de madera en una zona de baño.

Affiniam es un fantástico enclavamiento entre el río y la selva; en el centro artesanal encontraremos batiks y mermeladas locales.

Opción 2.- islas del delta (Sankoy)

Sankoy, se encuentra entre el río y el océano. Es un lugar solitario dónde acampar, cenar conchas, y admirar una puesta de sol a la luz de una hoguera.

Un par de días por el delta del río Casamance, nos puede llevar hasta las familias de pescadores karoninque para compartir su modus vivendi y aprender la técnica de la extracciñon del vino de palma (el bunuk).

 

  • Oussouye… excursión 1? // o? exursión 2?

El también conocida como “el Jardín africano”, es un lugar impregnado de fuertes tradiciones ancestrales, por lo que no hay que olvidar saludar al jefe. Se organiza por barrios; al este, los balant y los mandjak, gozan de una reputación intachable por la calidad de sus tejidos. (uix! aquí podría encargarme un vestido mono! ;).

Muy cerca, está la aldea de Edioungou, ir en bicicleta es una buena opción!. Es famoso por la cerámica que las mujeres trabajan, mezclando tierra y conchas picadas.

Podría ser una segunda base, para las excursiones en la región de Basse Casamance:

Opción 1.- fauna en extición (Pionte Saint George)  

Al norte de Ossouye, está uno de los más bellos paisajes del país, Pointe Sant George. Allí se encuentra el santuario de manatíes; el proyecto Océanium, los cataloga, los estudia y los protege de las amenazas que han hecho de estos animales, que estén en los primeros puestos de la lista de extinguibles. En el interior de la pequeña reserva, hay una plataforma de observación monísima.

Opción 2.- playas del delta (Kachiouane y Ehidj)

Desde Elinkine, podríamos alquilar una piragua hasta, Kachiouane… una pequeña aldea situada junto a una kilométrica playa de arena blanca, en la que podríamos pasar el último día y medio, en el ambiance local  ;)  … lo mismo que en la isla de Ehidj, dónde solo existe un alojamiento al lado de un poblado; el objetivo: integrarnos en su dia a dia y en su noche, viendo películas con ellos o cantando junto al fuego.

  • Ziguichor 

Ziguichor también ofrece varios atractivos rodeado de un ambiente amistoso y pausado. Un paseo junto al río en la Rue del Comerce, casas coloniales en el centro, y el mercado, como no!.

Volveríamos desde Ziguichor hasta Dakar, en el ferry nocturno…

  • Una isla en Dakar 

Para nuestras últimas noches en Dakar, hemos pensado en la isla de N`gor, un buen sitio para relajarse un día y alejarse del bullicio de la ciudad, la Gran Dakar. Se puede degustar langosta y berberechos a buen precio. En Yoff está el Village des Arts, un gran espacio expositivo para fotógrafos, escultores y pintores; y en la zona de Les Almadies se puede despedir al sol en alguna terraza bajo un tejado de paja.

Bon voyage!