Carles Lalueza-Fox, colaborador de Eske Willerslev, en el estudio de un genoma de 7000 años, dice: “Eske, es un joven científico autor de una veintena de publicaciones en las revistas científicas Science y Nature. Durante bastante tiempo solía perderse en su propio edificio y necesitaba salir a la calle para volver a entrar por la puerta principal y así encontrar su despacho. En una de sus expediciones a Groenlandia, llegó corriendo al campamento seguido de cerca por un enorme oso pardo lanzado al galope. En otro viaje a Siberia, estuvo a punto de morir congelado, incapaz de encontrar el campamento al caer la noche”.

hihihi… un paio genial!

Así de perdida estaba también, la memoria de aquel pequeño paraíso flotante, en lo más remoto del impresionante lago Nicaragua! Hablo de Solentiname… vamos por partes!

Primero… la vuelta en panga desde el Catillo a San Carlos. Nos dimos un lujazo de comida en el Kuma (680 c$/entrantes, pescado y bebidas), con vistas al Malecón frente al lago.

  • pasajes el Castillo-San Carlos= 140 c$/p.p
  • pasajes San Carlos-Solentiname = 10 $/p.p

 

Luego… esperamos que saliera alguna lancha hasta las islas Sonetiname: la Venada, San Fernando, Mancarrón y Maccaroncito son las más grandes, de las 36.

Decidimos detenernos en San Fernando, y llegados allí, nos pareció el rincón más adorable del planeta! verde, exhuberante, tranquilo… tranquilo… quizás demasiado? éramos los únicos visitantes que recibían en un mes, y los lugareños cantaban las glorias de sus hospedajes si dejar intentar desmerecer a sus contrincantes.

Después de hablar con el señor Julio del “Mire Estrellas” y ver sus sencillas habirtaciones junto al lago, subir al “Cabañas Paraíso” y ver unos limpísimos cuartos con vistas un poco caros, seguimos el camino hasta dónde doña María regenta el “Celentiname”, unas cabañas rodeadas de naturaleza salvaje con un pequeño muelle frente al cual ver la puesta de sol… era fantástico y nos incluyó el desayuno!

0755_solentiname

. embarcadero del Celentiname . 

Como no sabemos estar quietos, a la mañana siguiente nos preparamos para recorrer los caminos de la isla; ojo! los ríos de hormigas son impresionantes, y mejor no molestar a la naturaleza desvocada.

Cruzamos el patio de la escuelita hasta el mirador, descansamos y seguimos las improvisadas señales que marcaban el sendero #2… un delfín, una tortuga, “sendero #2 por aquí”, marcas azules, canoas… llegamos a una casa/hospedaje muy humilde junto al lago llamada “Puesta de Sol”. Son una familia muy sencilla que vive aislada del resto del pueblo, el padre es pescador, y parece que para las cosas de la comunidad no los tienen muy en cuenta.

pocos y mal avenidos… mmm, muy mal!

De vuelta, ya en el pueblo, preguntamos en la pulpería si podíamos comer allí! en un ratito nos lo tendría preparado, así que mientras, visitamos el pequeño museo y a la tiendecita de tallas de madera. Parece que sus pinturas primitivistas fueron una gran inspiración para el padre Ernesto Cardenal, quien a finales de los 60, fundó la comunidad cristiana de artesanos.

0766_primitivista

. detalle del lienzo de Silvia Arellano .

Los materiales para las obras de arte quizás sean caros, así que no entiendo porqué no utilizan los elementos que esos islotes les brindan; lienzos naturales sobre los que pintar, infinitos pigmentos naturales que explotan en millones de flores por toda la isla… parece que la vegetación los está absorviendo bajo sus hojas, y ellos se han rendido.

Los frutos se precipitan incesantes sobre la vía principal, maduran y se pudren emanando fuertes olores, y atrayendo cantidad de insectos, sin que nadie se digne a pasar la escoba; el verde se vuelca y borra el rastro de los 3 senderos que cruzan su tierra y nadie se ocupa de ello, nadie la corta; el alumbrado no funciona y no lo arreglan aunque tengan las llaves ,dicen, esperando ayuda del gobierno; quizás esos pocos niños que vimos en la escuela, tengan la ilusión y la motivación que reconstruya ese paraíso y no se detengan para mecerse aburridos en sus hamacas esperando ayuda. Están en el paraíso, sólo deben darlo a conocer y cuidarlo.

0790_taràntula

. la que se paseaba por la terraza .

Pasamos una tarde de relax totaaaal en nuestra cabañita… entre el sonido de las aves y los paseos de las tarántulas.

Para cenar, volvimos a la pulpería, nos había encantado; sólo debíamos tener cuidado con el ejército de sapos que había tomado la calle… pensar en dar un pisotón involuntario a uno, me ponía los pelos de punta!

A las 5 de la mañana, nos presentamos en el muelle a esperar el colectivo que nos llevaría de vuelta a San Carlos, desde dónde salía el ferry hasta la famosa isla de Ometepe (los dos volcanes sobre el lago). El espectáculo era colosal… más que un lago era un espejo, calmo, azul intenso. Juzgar vosotros mismos ;)

0807_solentiname

. amanecer en Solentiname . 

El sol brillaba esa mañana, aunque algunas nubes decoraban el fondo, de ningún modo pensábamos que se desataría la furia de Zeus como si se tratara de la apocalipsis…

  • cabañas “Celentiname” = 20 $/doble con desayuno.
  • en la pulpería: comida = 200 c$; cena = 160 c$
  • pasajes Solentiname-Sna Carlos = 90 c$/p.p

El viaje a Ometepe resultó ser bastante movidito, pero eso os lo contaremos en el próximo post!

Salut! ;)

.