“El que no se mueve… no escucha el ruido de sus cadenas”. Rosa Luxemburgo.

Nos pusimos en marcha a las 5 de la mañana, en el Mama Hilda nos prepararon unos sándwich de queso y de mermelada; salimos hacia Sinchos con el autobús de las 6.

1511_Chugchilán

.

Destartalado. el autobús, se retorcía al compás del polvoriento camino; a la vuelta de cada curva, los escolares de uniforme medio dormidos esperaban, acarreando mochilas enormes; las mejillas cortadas por el frío enmarcaban sus miradas bajas, que de vez en cuando, de forma fugaz pero con curiosidad evidente, se posaban sobre “esos extraños turistas”; pronto no quedaron asientos y el conductor vociferaba que se apretujaran -hacia atrás! más! más!- hasta que quedamos embutidos como sardinas… cuando abrió las puertas, salimos disparados, creo que por la descompresión!

En la misma calle donde nos apeamos, esperamos 2 minutos y apareció el bus a Latacunga. perfecto!

Volvimos al hostal Tiana a recuperar las mochilas grandes, desayunamos en la Avenida Amazonas por 2,5$ (1 jugo, huevos fritos con pan y café con leche), y fuimos a buscar la compañía de transportes “Cita Exprés” que nos llevaría directo a Otavalo.

  • Bus:
  • .- de Chugchilán a Sinchos, 0,5 $/pers.
  • .- de Sinchos a Latacunga, 1,80 $/pers.
  • .- de Latacunga a Otavalo, 3,50 $/pers.
  • (.- de Saquisilí a Otavalo hay un bus directo los jueves-.)

1527_volcanes

Viajamos hacia el norte… entre volcanes imponentes.

Otra vez?! abandonados en medio de la Panamericana, en Otavalo... ninguna explicación – Bájense rápido que tengo ruta por terminar!- Tomamos un bus hacia el centro.

La verdad es que Otavalo, nos encantó! no el desasosiego que provoca la estación central de autobuses, pero el resto de la ciudad está bien cuidada y la gente es muy amable! Lo más impactante, mmm… la elevada tasa de trenzas masculinas!;  y es que hombres y mujeres se enorgullecen enormemente de sus tradiciones y vestimentas populares.

Nos detuvimos en un par de agencias junto al mercado de Ponchos, para comparar precios; queríamos pasar un día en una comunidad y hacer una excursión (jueves, viernes y sábado).

  • Agencia Ecomontes Tour. Trabajan con el RunaTupari native travel y con la UNORCAC.
  • Runa Tupari: “Encuentro con Indígenas”. Objetivo: facilitar el intercambio cultural entre los visitantes y la población de la región.
  • Comunidad + volcán Fuya-Fuya = 120$.

Allí conocimos a Vinicio, quién sería nuestro guía para subir al Fuya-Fuya (4.230 msm)!, él nos llevó hasta la casa de la Sra.Rosa y nos vino a recoger al día siguiente.

Calera

Pequeña y vigorosa, la señora Rosa nos acogió muy amablemente, aunque con prisa… estaba muy atareada. Primero la ayudamos con los pesados cubos de comida para los cerdos y las gallinas… – no se como lo hace cuando está sola, con ese cuerpo tan menudo!- después pelamos patatas, cebolla, zanahoria y col, para preparar la sopa de arroz y cebada… – nos enseñó a cocinar algunos platos típicos; luego os daré las recetas-.

1532_sra Rosa

.

De mirada serena, pero de vitalidad y sabiduría irrefutable, a sus 63 años, es la partera de confianza de toda la comunidad; conoce miles de remedios para todo tipo de dolencias:

  • Aromático de higo, para el mal de estómago. También el de de hoja de naranjo, pero no para los niños.
  • de manzanilla con sal, para secar heridas.
  • de menta y hierba luisa, para los mareos.

… con ello ayuda a sus vecinos. Se oye una musiquita? se remanga el cinturón étnico y contestó al móvil con un -Ahháhh?!, mija ya voy en un ratito-.

Con el trabajo medio hecho, nos dio un descanso antes de preparar la comida… -vayan nomás, y en un ratito les aviso-. Pero como quietos no nos sabemos estar, fuimos a dar una vuelta por la pequeña y polvorienta comunidad; nos pararon el ex-alcalde y su mujer, mientras hacían labores de herrería tuvimos una agradable conversación.

1550_estela

.

Cuando volvimos, Estela (la joven nuera de la señora Rosa) estaba también en la cocina, preparando “papas” para la fiesta de inauguración del nuevo proyecto de capacitación de Runa Tupari. Cuando hubo cargado los 20 kilos de patatas en el barreño, se enfundó su mejor vestido, negro, rectilíneo, elegante y su camisa de mangas abombadas; su mejor turbante, colocado con un gracioso pliegue, y sus joyas más preciadas… los collares de varias vueltas con bolitas de cristal pintado en oro, combinado con los brazaletes y pendientes de coral rojo… desapareció tras la casa.

No se cuanto rato estuvimos comiendo, pero cuando salimos aún estaba allí! esperando la camioneta… (ya saben, al ritmo de Ecuador ;) estaba tardando porque hacía ruta por las comunidades, recogiendo a el resto del equipo de cocineras!. Allí llegó! las mujeres engalanadas, sus pequeños y los barreños llenos de dulces hortalizas cocinadas, tambaleándose, agarrados a la caja trasera. -Quieren venir? pueden venir! súbanse!.. Aún falta “el chancho”!-. Iujuuu!

1561_cochino

.

… y vaya chancho!!! era enooooorme!!!

Nos fuimos, dispuestos a pasarlo genial, a la escuelita dónde se celebraba el encuentro indígena! estaba abarrotado! todo el mundo luciendo esos trajes de bordados impecables, sombreros de ala, cinturones de líneas multicolor; niños corriendo, bicicletas, flores, frutas enormes, guisos exquisitos, sorbitos de dulce filtrado de coco, blanditos choclos. Lástima que ya habíamos comido, porque allí se estuvieron poniendo las botas durante 2 horas!

1580_berenar dinar

.

Es muy emocionante ver como estos pueblos, se reafirman en su cultura, la colocan y la valoran en un puesto de honor; y cómo trabajan codo con codo, ayudándose entre ellos, como “comunidad” que son.

La lengua Kichua o Quechua Ecuatoriana: les dijeron que era una lengua secundaria, sin valor, que sólo la hablaban los pobres (y nadie quiere ser pobre… verdad?) quedó aislada en las montañas y poco a poco, relegada a una mera curiosidad… solo 4 abuelos la hablan correctamente, pero han entendido, que no pueden perderla. La actual política lingüística obliga, a aprenderla en la escuela.

¿Porqué tuvieron que esperar a que estuviera casi desaparecida para darle valor? ¿porque los colonos la despreciaban? para hablar una lengua no basta con entender sus palabras, hay que componer frases de un modo concreto… por lo tanto, dependiendo de la lengua que se esté utilizando, el cerebro trabaja diferente para componer frases… una lengua, es una forma de entender las cosas, una manera de organizar los conceptos, es una cultura… y la cultura, como los libros, no se puede incendiar y dejar simplemente que se consuma! (Yorokobu: palabras sin traducción y…).

Hay que defender todas las lenguas del mundo, sólo así, entenderemos el mundo!!!

“Una llengua no mor perquè els qui no la saben, no l’aprenen. Una llengua mor perquè els qui la saben, no la parlen”. Mossen Josep Colomer.

Después de esa tarde especial, nos esperaba la señora Rosa para recoger mandarinas, moras, e ir a buscar los bueyes! otra aventura!… ;)

1595_bueyes

.

“Aquellos cholos estaban dispuestos a dar lo poco de valor que tenían, en aras de la hospitalidad. Este buen instinto, languidece en lo que nos gusta llamar “civilización”, pero forma parte de la naturaleza de los pueblos primitivos”.P.H.Fawchett.