Etnia” es uno de los numerosos términos que designan a un grupo humano cohesionado por unos valores, cultura, lengua, sentimiento y  pertenencia, común.

Mundooooo!!! Allá vamos otra vez!!! y… mareeee, que caros son los vuelos!!!  Ya estamos preparando la ruta para este verano, y la cosa ha sido un poco más complicada de lo normal…

¿por quéee?… porque teníamos claro que queríamos volver a la Amazonía Peruana a visitar a nuestro “pata” César y estar un par de días con la comunidad indígena Matsés… pero luego no sabíamos si quedarnos en Perú y visitar el Norte, o enlazar con algún país vecino como Ecuador o Colombia… así que teníamos que estudiar un montón de cosas!.

.

La carta que nos escribió César, nos espoleó la imaginación y el gusanillo del viaje, hasta límites insospechados:

Noe, yo también tengo muchas ganas de verles, y te explico: 

Para encontrarnos en Iquitos, el aeropuerto lo más fácil, y luego podemos llegar por el río Amazonas y río Ucayali, a Requena en lancha (15 -18 horas; salen a las 1:00 pm. y llegan a las 7:00 am. del día siguiente) y el mismo día que llegan a Requena se puede ingresar a la reserva Matsés (situación en g-maps)

Costo pasaje en lancha: 30 soles cada uno si se duerme en hamaca; también hay camarotes, 8o soles cada uno. No dan alimentos.

La forma de ingresar a la reserva: Salida de Requena caminando o en moto-furgón hasta donde pueda ingresar, luego caminamos un promedio de 18 horas por plena selva virgen… si nos agarra la noche, se duerme y si nos da la gana, seguimos caminando en la noche.

La forma, es caminar despacio… es divertido porque vamos mirando de todo!. Entonses, yo me pregunto si ustedes están en la capasidad de caminar 18 horas despacio y descansando; durante esta caminata se suben buenas lomadas.

Llegaremos a un punto llamado Matansa, allí tomaremos el bote-motor, bajaremos el río Galves y visitaremos 2 comunidades Matsés llamadas Remoyacu y Puerto Peru; vamos a dormir en unas de esas comunidades, posiblemente en Remoyacu. Será una reunión con ellos y presentarán sus costumbres raros entre otras cosas (es algo diferente a otros grupos por la razón que ellos viven muy alejados… por este lugar no llegan muchos turistas ni mestisos, sólo están puro ellos) quisas tendremos q comprar alguna artesania como forma de colaboración.

No hablan mucho castellano, tomaremos un guía de la comunidad y así tendremos mas confiansa con ellos.

Será una sorpresa para nosotros, todo este lugar es selva virgen, no hay muchos mosquitos porque estaremos en altura, pero hay muchos animales. Visitaremos colpas (=abrevaderos) y caminaremos en la noche, le suplico traer buena linterna! .

En el regreso: Salida de Requena con un rápido viajando por río Ucayali – río Amazonas – río Marañon llegando a Nauta en tiempo 3:30 – 4:00 horas. Costo en rápido a Nauta: 100 soles cada uno; los pasajes se compran por adelantado y con tiempo, porque la capasidad es de 15 personas nomás.

Estoy analisando más sobre el interés de la reserva Matsés, porque Oscar me acaba de escrivir, y él tambien tiene la idea de visitar la reserva.

Un abrazo,

Cesar.

Foto de mujeres Matsés, en matses.info.

y luegooo? pues en eso estábamos, en decidir entre estas tres perlas…

.

Opción 1: Norte de Perú

Folclore, ciudades, parques nacionales, desiertos, playa y ruinas prehispánicas.

En la costa del Pacífico conectadas por la Panamericana, están Chimbote (mapa), Trujillo (mapa)Chiclayo (mapa), y separada por un desierto queda Piura (mapa)…  en el interior del territorio Cajamarca (mapa), Chachapoyas (mapa) y Tarapoto (mapa), también son dos enclaves interesantes.

Así empieza el reportaje de Tim Moore en la revista Lonely Planet de diciembre de 2010:

Trujillo, la eterna primavera.- “Ninguna ciudad tiene una herencia multicultural tan rica como esta localidad pintoresca del norte de Perú, dónde los caballos danzan y los chamanes destierran a los malos espirtus. El festival más colorido y esperado, es el Festival Internacional de Primavera, dónde participan desde 1950 carros alegóricos, bailarines, caballos danzarines, etc”.

Cerca de Trujillo, hay gran concentración de zonas arqueológicas:  Huaca el Dragón, Huaca del Sol, Huaca de la Luna (compuesta por templos superpuestos de distintas etapas del poderío Mochica. En algunas paredes quedan murales con representaciones al dios Ai-apaec), Huaca esmeralda… y la preciosa ciudadela de Chan Chan (el más grande centro urbano de barro de la América prehispánica; muestra en la pirámide moche, enormes murales de leyendas chamánicas).

Cerca de Chachapoyas, se alza un imponente conjunto arquitectónico datado del año 1.000: la fortaleza de Kuélap.

.

Opción 2: Colombia

Colombia es reconocida a nivel mundial por la producción de café, esmeraldas, carbón y petróleo, por su diversidad cultural y por ser el segundo de los países más ricos en biodiversidad del mundo.

Bogotá se encuentra casi en el centro geográfico del territorio; este está dividido en dos regiones, la occidental que abarca desde las costas a las montañas (dónde destaca el Nevado del Huila a 5.700 msnm, y el Volcán Cumbal a 4.764 msnm), y una región llana oriental (que cuenta con numerosos parques y reservas nacionales).

Pero a pesar de sus grandes tesoros, existe un conflicto armado interno que ha desplazado y casi ha hecho desaparecer física y culturalmente, a más de una treintena de pueblos indígenas (info: blog olvidad@s, proyecto Traped in paradise II; blog de Sergi Cámara)… desgraciadamente se suele asociar Colombia con un país muy poco seguro y la presencia de turismo es escasa, aunque esto no significa que todo el país sea igual, y creo que podría sorprendernos gratamente (blog de vagabundeando).

.

Opció 3: Ecuador

Ciudades coloniales, volcanes, misterios incas, idiomas y múltiples tradiciones.

En el Sur, ciudades coloniales como Cuenca (espectaculares casas colgantes sobre el río Tomebamba, en el valle del Sol; las minas incas de Pumapungo y Todos los Santos; y el parque Nacional de Cajas, a 4000 msnm), o Guayaquil (el malecón, el barrio de las Peñas; la Isla de Puná, una área protegida y biodiversa, habitada por pescadores y recolectores de conchas, las comunidades de Bellavista y Estero de Boca).

La avenida de los Volcanes, que cruza el país de Norte a Sur, cuenta con cumbres como el volcán Tungurahua, el nevado Chimborazo (la montaña más alejada del centro de la Tierra, 6.310 msnm), el Cotopaxi, Carihuairazo (5.020 msnm), Antisana, Cayambé, Pichincha, Iliniza, y el Imbabura.

Hacia el Norte, Latacunga (dónde se celebra la fiesta de las fiestas! la Mamá Negra, que combina rituales católicos, prehispánicos y cultura contemporánea, llenando las calles de vestidos tradicionales y mucho baile; 23 y 24 de septiembre); Quito y sus hermosos paramos de Zumbagua (tierra de la pintura “naive”), o los pueblos de montaña de Otavalo (bajo los pies del Yanaurcu de Piñan 4.535 msnm “la montaña negra”), comunidades indígenas diseminadas entre cascadas, e Ibarra (dónde hay un tren que la une a la ciudad afro-ecuatoriana de San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, cerca ya de Colombia).

Movimientos: “En 2007, la ausencia de consultas previas ante explotaciones mineras, con las comunidades autóctonas del norte de Ecuador, dio lugar a movimientos de protesta, contra el impacto sobre el medio ambiente y los medios de subsistencia de la población; Al Este del país, las comunidades de Dayuma, exigían el cumplimiento de los acuerdos firmados con “Petroproducción”: mejora de la calidad del agua (en la que persisten elevados niveles de arsénico), y realización de controles médicos”. Informe de Hira Jijal (Fidh).

La Constitución Ecuatoriana de 2008 establece en su artículo 71 que: “La naturaleza o Pacha Mama, donde se reproduce y realiza la vida, tiene derecho a que se respete integralmente su existencia y el mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos”.

Respecto a las etnias… corría el año 1985, cuando la película “la Selva Esmeralda”, despertó en mi el deseo de conocer esas culturas. Siempre me han fascinado!

Son los pueblos primigenios, aquellos que conservan los valores del pasado, en un mundo que ya no comprendemos ni nosotros mismos; los pueblos que siguen los dictados del sentido común, de la paz de espíritu y de la gran sabiduría que otorga el conocer los errores cometidos en el pasado… gente organizada en pequeñas, o grandes familias, que se respetan, se protegen, se comunican con su entorno y resisten unidos, los embates de las etnias mayoritarias o de los colonos.

.

  • Los Matsés. (Brasil-Perú).

Son un pueblo muy pacífico. Existen catorce comunidades diferentes, en la selva amazónica.

Lelis Rivera Chávez, director ejecutivo del CEDIA (Centro de Desarrollo para el Indígena Amazónico), ha trabajado en su organización. Cada siete matsés, cuenta con un delegado que los representa en la Asamblea, para protegerlos en temas de propiedad territorial frente a explotaciones forestales, mineras y petroleras.

.

  • Pueblo Nahua. (Perú).

Estuvo aislado hasta el 1984, vivió un dramático primer contacto a raíz de las actividades de exploración de la compañía Shell en la región de Camisea. Hoy, la tranquilidad se ve de nuevo amenazada por el avance de la frontera extractiva selva adentro, del consorcio “Repsol – Pluspetrol – Hunt – SK”, vulnerando los derechos de los pueblos amazònicos en aislamiento voluntario. interior de la “Reserva Territorial” creada por el Estado. ((Documental: Alerta Amazónica, de Marc Gavaldà)).

Otro proyecto en pro de la Selva Amazónica! 70 degrees West.

.

  • Los Tikuna. (Colombia).

Pueblo que desea el aislamiento voluntario, para preservar sus costumbres y conocimientos sobre la medicina natural… aunque las grandes casas comunales ovaladas, ya han desaparecido. Viven en el trapecio Colombia – río Amazonas – río Putumayo, junto a la frontera con Brasil, y conciben la persona, la sociedad y la cultura, como parte de la naturaleza, y en íntima relación con ella.

.

La Amazonía abarca Brasil, Perú, y también Ecuador. Aquí existen también poblaciones en aislamiento voluntario como los Tagaeri y los Taromenane, además de los TerereKichwas, Huaoranis y los Shuar (conocidos por las cabezas reducidas o tzantza; jibaros), que ven peligrar su hogar, debido en gran parte, a la intrusión de las industrias extractivas.

La ciudad Francisco de Orellana, más conocida como “El Coca” surgió como consecuencia de la lógica extractivista: Es normal observar otavaleños con sus artesanías o a esmeraldeños con su anillo de cocadas; mientras lojanos, orenses y manabitas se confunden en las aceras de la ciudad a la que llegaron buscando los réditos del boom petrolero. En Ambato, coexisten los Quisapinchas, Pilahuines, Píllaros y Pasas (mayoritario en la provincia de Tungurahua).

.

  • Indios de Pillaro. (Ecuador).

Ellos creen que el “Taita Cotopaxi” está casado con la “mamá Tungurahua”, y que en tiempos antiguos, hubo una espantosa “guerra de celos”, entre los dos volcanes. Esta leyenda es conforme la tradición contada por los indios del Licanriobambeu, sobre el gran cataclismo volcánico que acabó con el hundimiento de Cillcay o altar, y que duró muchas semanas.

El Cotapaxi a escondidas del Tungurahua, había contraido ilícitas nupcias con la joven “Tionilsa” (el ilinisa menor cuyo nombre propio es el de “Catsungunbi”), así como la Tungurahua, vivía en mal estado con el altísimo Cillcay (el altar). El alto ilinisa había ido a visitar a su amigo lejano. Entonces la Tungurahua ardiendo en celos repentinamente atacó a la Tionilsa, dándole tantos mosquetazos de tal manera de dejarla para siempre fea como la vemos ahora; al ver esa calamidad el “Cotopaxi” redobló sus furores, el carahuirazo le dejó en esqueleto y al Cillcay, le hundió y le mató.

En el próximo… creo que ya tendremos una ruta!!! Ufff! quina emoció!  ;)