.

Nos implantamos en Vallcebre, un pequeño pueblo al sur del Parque Natural del Cadí-Muixeró, cerca del parage natural de interès Nacional del Massís del Pedraforca (vídeo gencat)… en “Cal Monjo” una lindísima “casa de pagès”, rodeada de montañas (algunas nevadas), prados y riscos de piedra calcaria blanquecinos.

.

Día 1.-  Pasado minero

Después del típico follón matutino que se monta cuando te vas de convivencias con 4 amigos más (e hijas), nos lanzamos a seguir la ruta de la actividad minera de principios de siglo.

Estampas industriales, por las carreteras de l’Alt Berguedà.

.

Las minas de carbón de Sant Corneli, colonia minera cerca de Cercs.-  lo tienen bien montado! unas vagonetas penetran en el interior de la galería de Sant Romà (450 metros de profundidad); con casco y frontal se desciende entre las explicaciones del duro trabajo de extracción, y se vuelve andando. la visita acaba por el museo y una vivienda minera rehabilitada.

  • Minas de Cercs: www.mmcercs.cat; 938 24 81 87; Plaza de Sant Romà.
  • de lunes a viernes, 11:00 a 14:00 h. festivos, 11:00 a 16:00 h; € entrada.

.

Las antiguas Fumanya, en Vallcebre.- su excavación dejó al descubierto una pared, donde los paleontólogos certificaron 3.500 huellas de dinosaurios, de 70 millones de años de antigüedad. La muestra, Mil.lions d’Anys, exponen restos fosilizados y explicaciones divulgativas.

.

El Tren del cemento, en Guardiola de Berguedà.- era el medio empleado para transportar el cemento a Asland… no! no es un pueblo de la Tierra Media del Señor de los Anillos… es una antigua cementera. Hoy ofrece un trayecto al aire libre.

  • Tren del ciment: www.fgc.cat; 972 73 20 26.
  • sábados y festivos, 10:00 a 18:30 h, cada hora.

.

La mina de petróleo de Riutort, dirección a La Pobla de Lillet.- la visita guiada se adentra en las laberínticas galerías donde aún gotea petróleo. Se puede llegar por cuenta propia, o los sábados, desde la estación del Carrilet Verd de Guardiola de Berguedà.

  • Minas de Riutort: 608 22 25 25; Ctra/Guardiola-La Pobla (B-402), km 4.
  • festivos, 11:00 a 14:00 h, o concertadas; € entrada.
  • Carrilet Verd: 938 24 81 87; € entrada.

.

En la Pobla de Lillet, antes de empezar a rondar por sus callejuelas empedradas, hay que visitar el majestuoso puente de principios del siglo XIV que cruza el Llobregat, el llamado Pont Vell.

“Vos que veniu de la Cerdanya pel camí ral, pagès o cavaller, al recaptador pagueu el dret d’usatge d’aquest creuer”.

La primera semana de abril, se celbra un mercado medieval con productos gastronómicos de la tierra. Nos compramos un rissoto de “ceps amb tòfona” = “setas con trufa”… que nos ha quedado espectacular!

.

Castellar de n’Hug  y la fábrica de cemento Asland.- cerca de Castellar, destaca el colosal conjunto modernista de 1904, ahora en ruinas, gris, fantasmagórico, escalofriante; que se oculta tras el bosque de pinos, al otro lado del río y de la carretera.

Hoy, transformado en museo dónde se explica el proceso de fabricación del famoso cemento Portland. Lo mejor es el circuito señalizado, dónde aún se puede intuir, la majestuosidad que tuvo.

.

Castellar de n’Hhug se merece una visita por si solo! por la belleza del pueblo, por su arquitectura, por sus muros de piedra, por su iglesia de Santa María, por sus vistas sobre el barranco, por su tranquilidad, por sus croissanes gigantes… y por las Fuentes del Llobregat.

Día 2.- La ruta dels Cingles

Entre el embalse de Baells y las cumbres del Pedraforca! esta excursión circular ofrece unas vistas panorámicas de 360 grados sobre casi todas las sierras del Berguedà y algunas del Ripollès.

.

Empezamos la excursión en Vallcebre dirección el santuario de Santa Magdalena, escondido y silencioso entre algunos antiguos “marges” de piedra seca, y el espeso bosque.

Santa Magdalena fue construida en el siglo XVII, y cada 22 de julio, es el destino de un “romiatge” = un peregrinaje, para honrar a la Santa.

.

Predominaban los campos de pasto al principio de la excursión, pero los dejamos atrás y sólo los volvimos a ver desde lo más alto… desde el Grau de la Mola y el grau de les Granotes.

.

Desde el grau de la Mola, el camino va a buscar la carretera Vallcebre-Fígols, bordeando los acantilados y ofeciendo unas vistas únicas!.

No hay pérdida hasta el grau de les Granotes; pasado este, encontramos Cal Menut, una masía con actividad ramadera. En el camino, los montículos con una pequeña puerta de entrada, son antiguas “trumferes” (dónde se guardaban las cosechas de patatas).

.

Seguimos bordeando la montaña hasta el grau de Sant Climent, debajo se ve la pequeña iglesia románica del mismo nombre, y la Torre de Foix (una gran casa, construida alrededor de una torre medieval).

Desde este punto, hay dos opciones:

1) Continuar hasta la garganta de la Foradada, cruzar sobre el torrente e ir a buscar el antiguo molino. Remontar hasta la cresta, pasar junto a los restos de la torre del teleférico de los años 40 y llegar a Vallcebre. PR C-128.

2) o escoger la variante PR C-128.1, que sube hasta el privilegiado mirador del Tossal Llissol, de poco más de 1.300 m. Alcanza desde el Pedraforca al Taga,  la sierra de Ensija (aquí una ruta desde Fumanya), las cimas nevadas del Comabona, Moixeró, Tossa d’Alp, Puigllançada, Puigmal…

“Tota la terra que el meu cor estima, des d’ací es veu en serres onejar”. Jacint Verdaguer.

.

Bajamos hasta la ermita de Sant Ramon, y camino a Vallcebre; a nuestro paso se alterna el entorno rural con pequeños oasis boscosos.

La tarde estaba amenazando lluvia… así que escogimos la opción más corta ;)

Día 3.-  Cantando Caramelles

Estuvimos en Bagà para comprar embutitdos de la tierra… había un gran revuelo!.

Durante las fiestas de Pascua, especialmente en el Solsonès, Bages, Garraf, Berguedà, Empordà, Osona, Anoia, Ripollès, Alt Urgell, Maresme, Alt Penedès, Baix Llobregat, Ebre y también en Andorra, se forman pandillas de jóvenes que recorren las calles, cantando Caramelles.

.

Son canciones de carácter religioso y festivo, que aluden al obsequio que esperan recibir de cada casa… normalmente huevos, longaniza, embutidos típicos o dinero.

Con lo que se recauda, se celebra una gran merienda. En muchos lugares las caramelles van acompañadas de trabucaires y danzas populares (bailes de bastones, de cascabeles, cercolets, etc). Tradicionalmente los grupos salían el sábado de Gloria por la noche, pero en la actualidad también salen el domingo y el lunes de Pascua.

.

Intentamos buscar un sitio tranquilo para tomar un café… teníamos al “cocinero fiel” dando por culo toda la mañana!!! (no le importó que lo fuera a comentar esto… tan abiertamente! :)

Bagà, es conocido también por ser uno de los puntos que forman parte del “camí dels bons homes” (GR-7), una ruta que sigue el éxodo de los Càtars hasta Arieja (Francia).

Castillos medievales, pueblos de montaña, refugios, iglesias románicas, museos etnográficos, etc, forman parte de esta ruta… con un poco de suerte, en el trayecto, se puede avistar el vuelo del “Trencalòs” o la silueta del “Isard” en las montañas. (el track.gpx).

Otra bonita excursión, es la que llega a Sant Joan de l’Avellanet; una iglesia románica de la que se tiene constancia desde el año 938, situada entre  Bagà y Gisclareny. (Siguiendo la carretera, antes de entrar en el túnel, se gira a al izquierda para encontrar la empinada pista forestal que os llevará hasta ella).

Día 4.-  Camino a casa

Como cada día, montamos el típico follón matutino, metimos todos los bártulos en los coches, y ala… nos despedimos de ese rincón idílico del Berguedà!

Otras actividades: