No se si ya lo he comentado, pero… llegamos destrozados a casa de Backtybeck, dónde nos invitó a pasar la noche!

Bactybeck es una persona encantadora; el último día nos invitó a dormir en su casa en el pueblo de Kyzyl-too. Tanto su mujer como él nos trataron de forma espectacular.

Nos cubrieron de atenciones, nos atiborraron de las dulces mermeladas caseras “made in Ayalam” (= su mujer; Ja! me ha salido un chiste Kirguís!), repasamos los álbumes familiares, y en el cobertizo de la cocina me dejaron tomar una ducha-barreño… a las 7 de la mañana, se ofreció para acompañarnos hasta el cruce, dónde nos ayudaría a coger una marshrutka hasta Kochkor… que más se puede pedir?!

La niebla se apoderó del valle de At-Bashy en un pis pas… los coches que se acercaban sólo eran visibles a 10 metros. Nos quedaba un trozo de carretera (nivel: escandalo!) hasta el próximo destino, 5 h.

Kochor.

La ciudad más cercana a Song-Kul lake. No tendréis ningún problema para encontrar transporte para llegar a lo “más turístico” dentro de los limitados viajeros que visitan el país.

.

Aunque era domingo, la calle estaba muy animada, los taxis se amontonaban en la calle principal, pitándose y haciéndose señales incansablemente.

En el mercado de ropa, un descampado de containers, abundan los uniformes de “chacha” (los que llevan las niñas para ir al colegio) y los “mini trajes” (los que llevan los niños)… !¿!¿ellas como el servicio, y ellos con traje?!?! (bueno :S  me voy a ahorrar el discursito pro-igualdad, por respeto).

Nos presentamos en la oficina de CBT para encontrar alojamiento, y contratar una excursión para visitar al lago.

Precios:

  • marshrutka de Kyzyl-Tuu a Kochkor = 350 som/p.p.
  • alojamiento = 1000 som/hab.
  • comer = 200 o 300 som/p.p.
  • conexión a Internet = 40 som/h.

Excursión:

  • 2 días a caballo + 2 días a pié.
  • 425$ incluido el alojamiento de la última noche en Kochkor.
  • …emotivamente menos intenso, aunque más relajado que en Charty Kul!

Dormir:

  • En casa de Narguiza. también la comida era magnifica.
  • Hay lavadora!!! 250 som/lavado.
  • pero no nos engañemos… lo más de lo más: ducha caliente y taza de water!!!.

.

Encontramos una cafetería (distinta a la “exclusive touris” del centro) subiendo por la calle entre la estación de autobuses y el mercado de verduras… una pequeña puerta azul a la derecha, manteles plastificados de flores azules y teteras verdes. Con un poco de imaginación, del menú en cirílico entendimos Manty, Plov y Bistec  :O

Bistec: es una especie de hamburguesa gruesa con salsa de tomate y arroz para acompañar! No está nada mal!

Agua?: En el restaurante o en la tienda, si pedís agua sin gas… debéis fijaos bien en la cara de perplejidad del vendedor; es como si dijera – “Agua sin gas? cógela del riachuelo de aquí al lado tio! simplifica!” 

Hacia el lago.

La experiencia fue todo un éxito, los paisajes impresionantes y los compañeros de excepción.

Por la mañana, desde la oficina del CBT y después de despedirnos de una pareja de Suizos increibles (unos locos por la bicicleta, que llevan recorrido más de medio mundo!) salimos con una mochila pequeña, con suficiente ropa de abrigo para las frías noches, e impermeable para las lluvias heladas que nos acompañaron cada mañana!… y la primera, no fue una excepción. Tuvimos que esperar junto a la estufa (de quien nos alquilaría los caballos), a que la tormenta amainara  :O

.

La guía fue Narguiza, es una persona amable y habla inglés correctamente, pero le falta un poco de feeling… quizás sus 20 añitos y su timidez, sean la causa ;)

.

El Kilemche jailoo, dónde pasamos la primera noche, era precioso!

.

Para abrir el apetito, al atardecer, subimos la colina de enfrente… que puesta de sol!

Amanecer a 3000 metros.

El segundo día, amaneció peor!… casi nevando!

Por la mañana alcanzaríamos el esperado collado de las “magníficas vistas”: Kilemche a un lado! y Song kol, en el otro!… claaaaro! si no estás metido en una nube espesa y helada, que a penas te deja ver al compañero de delante. También tuvo su atractivo!… parecía una película de terror… y se nos acercaron mucho, lo que parecían águilas.

.

Y a las 2 horas… vimos el lago por primera vez!

.

La mujer que nos acogió en su yurta, hablaba por los codos… entre te, y te, nos contó todo acerca de su familia mientras Narguiza iba traduciendo :)

Y por la tarde llegó el momento más esperado… por lo menos para mi! VAMOS A PONER LOS PIES EN REMOJO!

A los chicos de los caballos, se les pusieron los ojos como naranjas, cuando me vieron… descalzarme! (el frío no permitía más strepteasse ;)

.

A esa hora, las nubes creaban un espectáculo de luces y sobras sobre el agua gris! los reflejos brillantes del sol rebotaban aún con más fuerza sobre la superfície! y el agua… no! no estaba tan fría como esperaba!

Nos dedicamos un rato, a hacer rebotar piedrecitas. Que destreza tienen algunos!… y… bueno, otros, no tanto!

.

Por la noche, nos cantaron alguna canción en Kirguís y nos sintonizaron la pequeña radio de la Yurta, para disfrutar de su cantante más internacional: Mirlan Baeko (parecido a este estilo).

.

Pasamos una noche muy fría!

Bordeando el lago.

Ese día, si que nos acompañó el tiempo. BASTA YA DE CABALLO!!! tenía las piernas abarrotadas de cardenales… así que andamos, andamos subiendo y bajando las pequeñas colinas que apresan el lago, pasando por playas de piedras redondeadas, y a través de jailoos junto las ovejas!

.

Proverbio Kirguís:  “¿Quién no tiene un caballo, no camina” :O

Vimos como desmontaban un campamento de yurtas, y alcanzamos nuestro destino a la hora de comer!

.

Dos hermanas de entre 10 y 12 años, nos hicieron la comida, el te, trabajaron en la casa, limpiaron unas tripas para la cena y ordeñaron las vacas; trabajaron hasta que llegaron sus padres por la tarde!

.

Nosotros, lo pasamos genial intentando volver a la orilla, aunque en este punto… es misión imposible!. La marisma de barro parece no acabar nunca… por lo menos estuvimos una hora saltando entre montículos, hasta que llegamos a un barrizal infranqueable.

.

Por la noche tuvimos estufa!

Adiós Song Kol!.

Nos quedaba un día de caminata, 3 o 4 horas. Debíamos dejar atrás el lago, y dirigirnos hacia Kyzart.

.

Fueron 4 días magníficos!

.El rapto de las novias.

Nuestra guía esperaba ser una de las afortunadas! sí, sí! ahora os lo cuento.

Se calcula que más de la mitad de las mujeres de este país están casadas después de haber sido secuestradas. La tradición se remonta a los tiempos preislámicos, antes del siglo XII. Eran tiempos donde se robaban caballos y mujeres, a los enemigos.

La familia de Narguiza se fundó así! raptada, aceptó… y vivieron felices y comieron perdices!

Los matrimonios se pactan, pero si el novio no puede pagar el dote, los padres de ella no brindan el permiso para el bodorrio… y para estar juntos, dan caza a las novias. Es frecuente que en el secuestro, participe la familia y amigos del novio, formando grupos amplios, que aseguran el éxito.

Proverbio Kiguís: “Todo buen matrimonio empieza con llanto”

En el próximo post, daremos la vuelta al Issik Kol  :)