Las “fuerzas de la naturaleza” nos impidieron atravesar la frontera con la China… nuestro cambio de rumbo, sirvió para disfrutar de otros lugares de Kyrgyzstan ;)… de otros lugares y unas sensaciones que no habíamos tenido nunca. 

Talant nos dejó en el cruce de Sary Mogul (a 45 min de Sary Tash, en la carretera a Tayikistan) dónde empieza el “camino” que llega al campo base del pico Lennin (renombrado por el gobierno Tayik, cómo Abuali ibni Sino, en 2006).

.

Pobre hombre… le tendrías que haber visto la cara. Realmente no sabía si abandonarnos en medio de esa interminable recta, sólos, sin hablar ni una palabra en ruso…

Talant: – Qué lleváis de comida?

On: – Bueno… pues medio pan (un poco duro), un par de manzanas compactas, y dos medias botellas de agua. 

Talant: – (una gotita le emezó a resbalar junto al ojo…) De acuerdo! os voy a dejar algo…

Nos dejó media bolsa de cereales chocolateados, y un zumo de manzana (muy popular en el país… si lo pides para cenar, te entregan un tetrabrick de litro!)… él sabía que nos podíamos tirar un buen rato abandonados… e incluso, podíamos haber tenido la mala suerte que no hubiera pasado ningún vehículo, o que hubiera pasado alguno que no quisiera llegar al campo base (evidentemente por allí viven varias familias, pero el campo base está mucho más arriba y el combustible es caro!)  Así, que nos armamos de paciencia y oootra vez al auto-stop!

.

Una hora más tarde, nos recogió una familia con una lata de 4×4 que se caía a trozos… de un terrible trayecto de una hora y media!

(las carreteras, son lo peor del país sin ningún lugar a dudas. También es cierto que el clima extremo que tienen, no ayuda a su correcto mantenimiento… así que ya ni hablemos de los caminos que cruzan por ríos, varias veces :S )

Pero lo más surrealista, era la situación en si! Conducía un hombre todo serio, paró tres veces y bajó solemnemente a refrigerar el motor a cubos de agua. No hablaban ni una palabra de inglés… entre bache y bache, me leía una palabra en el diccionario para responder a sus gestos! yo estaba sentada entre su hija mayor –que iba con sus dos pequeños (de 3 y 5 años) sentados sobre el freno de mano– y su tío, al que le cantaba más el aliento a Kymys (se pronuncia Kumus), que el himno que nos entonó al rato de tambalearnos por ese torrente de pedruscos. Se reían de Òscar, por llevar el pelo al aire… sin su gorro típico?! Nos regalaron uno, después de cantar “Chiquilla“, el himno del Barça!, imitar a un caballo, una vaca, un burro y a una gallina… pero lo que más triunfó (contra todo pronóstico) fue la imitación de un perro chihuahua!  :b

.

Un lugar para quedarse?!

Por fin! el valle, está dividido por el río; a la derecha mirado hacia las majestuosas nevadas, están las antiguas cabañas de madera, las de las expediciones de toda la vida… y a la izquierda, los campamentos con tiendas de campaña.

Nos bajamos magullados, en ese lugar idílico! una inmensa pradera junto al río, rodeados de montañas, y el Pico Lennin, asomando blanco frente a nosotros… aire puro! Ahhhh!… pero… no hay nadie? Eoooo!!! dónde está el encargado de las casetas? porqué el bar que debería estar repleto de montañeros está cerrado? hay alguien?… cri, cri, cri… ni grillos se oían.

.

Junto a las cabañas, había anclado un elemento discordante, un vagón verde… en desuso, lleno de polvo, de barro y con una gran comunidad de moscas en su interior; un auténtico cuchitril!.  Era de la familia vivía allí cerca (un padre con 7 hij@s); nos lo ofrecieron para dormir, pero la perspectiva daba pavor!… intentamos cruzar el río para ojear al otro lado, pero era imposible sin mojarse enterito.

– NO PODEMOS CRUZAAAAR!

Fue frustrante estar aislados, viendo gente al otro lado… no nos quedó más remedio que pasar la noche en el “puto vagón”.

 .

Palabras clave ;)

  • Ujtaim / Jataman.- dormir
  • Jeimin.- comer
  • Gjak shi.- de acuerdo

Esa tarde, vimos salir a las niñas – con un flotador “rueda de camión”, en mano– de detrás de una pequeña loma… fuimos a curiosear, y allí estaba UN LAGO PARTICULAR! un mini-cráter dónde darse un corto baño! y un largo descanso!

.

Al día siguiente, nos querían cobrar un precio escandaloso para salir hacia Sary Tash… pero el frío de la noche, había reducido el río infranqueable, a un mero palmo de agua. Salimos pitando hacia los campamentos vecinos.

.

Este sí es… un lugar para quedarse!

Nos recibió Nuryoza (la número 29 de esta página), ahora con 14 años! un encanto de chica… su cara redonda, quemada por el sol, alberga dos enormes y oscuros ojos almendra, sonrientes! La pequeña de tres hermanas y dos hermanos. Pasan los veranos en este valle jaspeado de piedras blancas, rojas y verdes… y los inviernos en Achyk-suu, su pueblo.

.

  • Dormir: pasamos la noche en su Yurta, y podíamos bajar a la mañana siguiente, con el coche de una de las expediciones hasta Osh. Genial!; (1500 som/p.p).
  • Comer: la matriarca trabaja de sol a sol! preparó naan sobre las brasas del horno Tandoori (horno de piedra), los boortsoq en la Kazán, y una especie de kéfir tan fuerte, que mi flora intestinal… no lo soportó!
  • Agéncia: Pamir Expeditions organiza expediciones a varios picos emblemáticos.

.

Improvisamos una excursión río arriba! saludamos a varios pastores. Cuando llevábamos un buen rato, nos alcanzó el hermano mayor de Nuryoza, y nos dejó probar su caballo.

(los niños, prácticamente empiezan antes a montar que a caminar… él era un buen ejemplo. El arco de sus piernas, a modo John Waine, le delataba! ;)

.

Por la tarde, improvisamos otra excursión dirección noroeste; esta vez no encontramos nieve, sino infinitos cráteres de agua turquesa, atrapados entre pardas prederas… el paisaje era interminable!

.

Fue una lástima encontrar algunos de esos pozos, hechos un asco de basura!.

Existe el “Programa Integral para la recogida, limpieza y tratamiento de basuras en los campos de los picos Lenin y Khan Tengribase”, para el mantenimiento de estos lugares, el Pilk program… aunque sería mucho más interesante, que la gente FUERA MÁS LIMPIA Y RESPETUOSA!!!

.

Nos marchamos con mucha pena :( … fue muy bonito compartir la cena, dormir aplastados por sus edredones y desayunar con toda la familia!

Los paisajes de Kirguistan son especiales. Parece como si, cuando en el mundo se crearon las montañas, hubieran sobrado unas cuantas aquí y allá, y se amontonasen en este lugar… las de piedra negra, junto a las rojas, las de color jade y las de caliza blanquecina. Un momento geológico o dos, hicieron que su capa más superficial se pulverizara cayendo lentamente por sus laderas, depositándose a los pies de esos imponentes esqueletos.

Llegamos a Osh en 6 horas… lo que pasó luego, lo contaremos en el próximo post ;)

Salut!