Dejábamos atrás el Mount Elgon National Park, dejábamos atrás las frescas colinas para descender hacia dos importantes ciudades comerciales y turísticas… Mbale, por su ferrocarril y su conexión con los países vecinos;  y Jinja, por estar situada junto a las fuentes del Nilo, condición que la convierte en un motor turístico para el país.

Primera parada

Estación de ferrocarril, para preguntar si sería posible viajar a Jinja… eran las 10 de la mañana y el lugar estaba desierto; allí deducimos que ese día, no habría transporte :S … quizás nunca!

.

Nos dirigimos hacia la oficina del director de la estación, entre carpetas y papeleo, levantó la vista un hombrecillo con traje marrón de franela e hizo una expresión entre alegría y bienvenida, indescriptible!.

El señor Olvala nos dió la mano, nos hizo sentar, nos preguntó que queríamos y se sorprendió cuando le dijimos que nuestra intención era viajar en tren hasta Jinja!, nos explicó su trabajo y cuántos años hacía que estaba dedicado a ello, nos dio las oportunas explicaciones y justificaciones sobre el porqué únicamente, se transportaban mercancías, sin pasajeros… y finalmente nos hizo firmar en el libro de visitas ofreciéndonos el bolígrafo con una ancha sonrisa!. Supongo que no debe recibir demasiadas visitas de muzungus!  ;)

Segunda parada

Bugema Quran Primary School, para llevar material escolar… había tantos niños correteando por el lugar, que los 3 paquetes de bolígrafos que nos quedaban, parecía insuficiente :S … y lo fueron!

.

Creo que, todos los directores de escuela tienen ese karma tranquilo y pausado, esa manera de hablar que te mece en sus palabras… después de la larga charla con la directora y un par de profesores interesados, teníamos programada la visita a TODAS las clases!… empezamos por los mayores, como en Kumi.

Por el tamaño de Mbale y su próspera actividad, no parecía que las escuelas fueran a tener problemas… pero como en todas partes, las que se encuentran más a las afueras parecen abocadas al fracaso escolar. Iddi conocía Bugema Quran Primary School, nos propuso que la visitáramos y comprobamos sus necesidades. El aula más abarrotada, la de los 120 pequeños, está construida con cañas y barro… en cuanto cae un chaparrón, tienen que salir y refugiarse en la sala de profesores por el peligro que supone el derrumbe… luego está el material escolar para repartir a principio de curso, recursos para los profesores, ordenadores (aunque con los cortes contínuos de luz, quizás sería más efectivo un generador), etc.

.

Nos lo pasamos muy bien, atendiendo a toda clase de preguntas… las que nos hicieron niños y niñas de 8 a 16 años.

– Dónde está vuestro país?

Aquí, felicitaron a Noe, por su mapa mundi ;)

– Hay en vuestro país desprendimientos de tierra? es un problema para vosotros?
– Como son vuestras casas? Tenéis huerto?…

No! no tenemos huerto! lo tenemos que comprar todo en el supermercado… Se quedaron atónitos! en su estilo de vida, esto es impensable, y más teniendo en cuenta que un sueldo medio debe estar alrededor de 100€ y los precios de los productos en los supermercados, son casi europeos.

– Cuanto vale la universidad?

– Cuando se casa la gente? y… cuantos hijos tienen?

Cuando les dijimos a que edad se casaba la gente aquí, y cuando tenían su primer hijo… casi les da un esguince cerebral!. Cuando les dijimos que la gente tenía entre 2 y 3 hijos… se produjo, una extraña sensación de tristeza… y cuando les dijimos que teníamos 34 i 35 años, nos consideraron, definitiva y oficialmente, abuelitos!

La directora, les da las gracias por sus preguntas, nos da las gracias por las explicaciones, y entonces empieza…

– Hooooot…

ellos empiezan a frotar sus manitas…

– Hot, hot, hoooooot…

– GIVE!!!

y dando una fuerte palmada, se despiden de nosotros todas las clases de P5, P6 y P7 de las escuelas de Uganda!!!

Una reberencia debes hacer,

si reír los quieres ver!

De verdad que estas visitas fueron sin duda lo mejor del viaje!!! … y eso que Uganda, es una auténtica pasada  ;)

Si lleváis material escolar, es muy importante NO repartirlo en ningún otro sitio que no sea una escuela. Todos hemos leído mucho acerca de lo que pasa en Etiopía y algunos países de la zona, donde la gente y espacialmente los niños se han convertido en mendigos, explotados y obligados por sus padres o parientes. Esta práctica nada aconsejable, se está convirtiendo en un modelo de negocio… todo como consecuencia del turismo irresponsable, turistas que van repartiendo dinero a diestro y siniestro, pensando que así, solucionan algún problemilla.

Tercera parada

Ese día, aún no se habían acabado los impactos… nos quedaba la visita al Hospital general de Mbale.

Llegamos al recinto y… aparcamos en el jardín principal; detrás nos quedaban unas habitaciones con fachada salmón, bien condicionadas, y no se veía mucho movimiento… ya pesábamos que nos había llevado a una especie de hospital para ricos, cuando empezamos a andar por unos estrechos pasillos exteriores; encontramos gente estirada por el césped, mujeres sentadas en el suelo, y a medida que avanzábamos, más y más colas, niños llorando, gente hablando precipitadamente, allí se distribuían los recintos de fachada amarillenta y desconchada que separaban hombres, de mujeres, la gente mayor, de los niños, los de traumatología y los que necesitaban otro tipo de intervención…

La visión de 36 camas en la misma habitación, colocadas en filas de 8, y de todos los familiares rodeando a los enfermos o estirados por el suelo, sin ningún tipo de intimidad… sin mosquiteras!!! ¿como puede ser, que en un hospital dónde la malaria alcanza más del 70% de los casos, no tengan suficientes recursos para comprar mosquiteras?… :S  bueno, en fin!

Otros datos de interés:

  • La tasa para pasar visita médica: 16.000 pacientes por médico.
  • El acuerdo comercial anti-falsificaciones sobre medicamentos, ahogará el comercio legítimo de genéricos y con ello a los países que no pueden pagar las patentes (blog de “la africana”).
  • Datos en el blog de Medico sin fronteras.
  • “Una falta de medios increíble, oscuridad, cristales rotos, pacientes en el suelo de los pasillos… Aprendí que es compatible vestir de una manera pobre, pero ir con la ropa, no sólo limpia, sino también planchada, porque las señoras utilizan las planchas de carbón cada mañana. Entendí que uno puede ser pobre, pero llevarlo con una enorme dignidad personal” (diario de navarra).

Que decir de Mbale! nos sorprendió gratamente su mercado nocturno… sin luz ;) Los comercios de las calles cercanas a la plaza del reloj, estaban a pleno rendimiento en esa noche sin luna; la actividad en el centro, era frenética! lo único que iluminaba las aceras, eran unos pocos fluorescentes, y los faros del enjambre de coches que circulaban a toda prisa, a bocinazo limpio, arriba y abajo… los peatones tenían que abalanzarse sobre los coches para poder frenar el tráfico! Oíamos por todas partes – Muzungu! comprame una piña! – Dónde quieres ir muzungu? súbete a nuestro matatu! – Muzungu! ¿quieres unos zapatos?…

Así se leen los periódicos de la mañana en Uganda.

.

Periódicos de interés:

Nos levantamos sabiendo que para terminar nuestro periplo Ugandés nos quedaba, llegar a Jinja, contratar un rafting para surcar las aguas del Nilo, coger un autobús y un matatu para llegar a Entebbe, y relajarnos antes de coger el avión de vuelta a casa.

Jinja y sus fuentes del Nilo!

Es una ciudad muy moderna, los chicos y las chicas son muy presumidos y siempre parece que lucen las mejores galas, van perfumados… y el “saturday night” es como en todas partes del planeta, un ir y venir de parejitas, grupitos trivales, motos con 3 o 4 ocupantes, música alta, terrazas, calles llenas y bailoteos!

.

En la ciudad vimos gente con camisetas de Obama, y con pegatinas en los coches, como si las elecciones norteamericanas del 2008 acabaran de suceder… curioso no?. Es para la gente, un referente, le tienen una gran empatía y se alegran de ello. Leed el relato del blog Muzungu, es muy interesante!

Utilizamos la lengua Lusoga, para romper el hielo en las cafeterías y tiendas de refrescos o de artesanía:

Codeio .- significa: How are you?

– Baliyo.- para responder: I’m fine!

En el bar que había un poco más abajo de nuestro hotel, montaban una terraza por la noche… las bebidas las servían ellos, y el picoteo! los puestos ambulantes. Probamos el samosa, también el mochomo (carne a la parrilla: cabra, pollo, ternera o hígado) acompañado de una Bell.

Una buena excursión (a pie o en boda-boda) para conocer la ciudad, es esta:

  • Salimos del hotel hacia el sur (dirección Lago Victoria) para visitar el mercado.
  • Pasamos por el Mayfair terrace hotel, para desayunar fuerte, un rolex (tortilla fresca, tomates en rodajas finas, col, cebolla picada y pimiento verde, todo ello enrollado en chapati recién hecho), pues nos espera una larguísima caminata.
  • Recorrer Main Street de cabo a rabo… supermercados, tiendas de artesanía, locals de internet café, pizzerías. Nos podemos desviar un poco para consultar la programación del teatro o visitar algún templo.
  • Al final de la calle, en el Standard Chartered Bank podremos sacar dinero, o frente a este, enviar una postal a la family!.
  • De allí a las fuentes del Nilo (si hace mucho sol, mejor ir en boda-boda o llevar una buena reserva de agua ;).
  • Buscamos después un lugar espectacular para comer, con vistas al Victoria Nile, a un precio muy bueno… el Paradise on the Nile.

    Hicimos el rafting con una empresa muy recomendable! Nile River Explorers (NRE): Tlf.0434 120 236; web: www.raftafrica.com;… en el paquete iba incluida la noche en un campamento en Bujagali falls, o el traslado a Kampala.

    Para hacer un buen rafting, hay dos cosas muy importantes e imprescindibles; (1) tener un buen equipo, entregado, con ganas de divertirse y bien unido, para superar los momentos de más tensión… que los hay!; y (2) tener un buen conductor, o guía!.

    Nuestro conductor, era un tipo excelente! mucho cachondeo y mucha experiencia, unidos a un gran físico (hubo un momento, en que me sacó del agua como si fuera una sardina de 200 gramos… casi salgo disparada por el otro lado ;)… pero nuestro grupo… pfff!!! NOS TOCARON UNOS SOSOS!!! casi no hablaron durante los 30 km de travesía, desde las 9 de la mañana a las 4 de la tarde,  ni habiendo superado los 12 rápidos del recorrido (cuatro de grado 5, tres de grado 4 y uno de grado 6 que lo pasamos andando)… parece imposible!.

    Creo que ya me he enrollado suficiente. Pensaba que podría resumir los últimos 4 días en un capítulo, pero… voy a necesitar otro ;)

    Salut!