Sólo para que quede constancia de los hechos ocurridos en diciembre de 2010… y que fueron, y están siendo unas trabas insuperables, para los miles de “viajeros de invierno“.

Antes de que empezara el caos, decidimos que este invierno no viajaríamos (que instinto, no?)… en realidad teníamos pensado:

  1. Viajar a Berlín… (apartamentos; cosas que ver, un sábadoun domingo!). pero las predicciones meteorológicas apuntaban a un descenso vertiginoso e inconmensurable de las temperaturas… nosotros, que somos gente de tierras templadas, de ciudad mecida por las olas del mediterráneo, de playas de arena dorada, y habiendo probado el frío europeo el año pasado en Dublín… nos entró el canguelo!.
  2. Luego pensamos que podríamos visitar el sur, el norte de África… queríamos ver la zona del Sahara Marroquí, un proyecto de escolarización que lleva a cabo nuestra amiga Àngels en Ramlia, pero necesitábamos 5 días completos más ida y vuelta; no nos quedaban suficientes vacaciones.
  3. … y Andalucía?, o Lanzarote?… hay infinitas posibilidades; pero los amigos no podían apuntarse, Uffff que palo!!!

… así que, descanso! Navidades en familia; como mucho, haríamos una visita de fin de semana a los Pirineos.

Con estas perspectivas empezaron a sucederse los “infortunios viajeros”.

principios de mes… Amenazados por la gran nevada!!!.

Hasta 4 aeropuertos quedaron cerrados por el temporal de frío y nieve. Gatwick, en Londres, afectando también las llegadas y salidas de los aeropuertos colindantes de Heathrow y London City… vuelos desviados, anulados, y/o pospuestos.  Edimbuergo, en Escocia, no solo quedaron afectados los aeropuertos, también las carreteras, quedando inmovilizados en ellas cientos de camiones. Fráncfort, en el corazón de Alemania, uno de los aeropuertos con más tráfico mundial, el primero en la clasificación europea, quedó sitiado por el temporal más de tres días. Ginebra, Suiza, cerca de un metro de nieve, saturó los transportes aéreos (que derivaron sus aviones a Zúrich y Lyon), terrestres y de ferrocarril.

La recuperación además fue lenta, por la falta de anticongelante para los aviones, de sal para las pistas, y de maquinaria para acondicionar las instalaciones.

 

4 de diciembre… Huelga de controladores aéreos.

La cosa ya estaba liada desde julio, en agosto proseguía, y se desconvocó… quedó allí!. Lo peor vino de repente, justo al inicio de las vacaciones Navideñas; miles de personas como conejillos de laboratorio, encerrados en aeropuertos, sitiados, sin solución. Espacio aéreo detenido. No se podía entrar ni salir de ningún aeropuerto español, durante días la situación fue de caos y desesperación.

del 5 al 8 de diciembre… Andalucía bajo el agua.

El centro histórico de Écija se encontraba 2 metros bajo el agua, fueron evacuadas unas 3000 personas.

A finales de mes vuelven las lluvias provocando de nuevo inundaciones en JaénCórdoba (crónicas: rne)… habiendo aún familias refugiadas y acogidas fuera de sus casas; los ayuntamientos de Andújar, Ibros, Marmolejo, Baeza, Lopera, Mengíbar y Villanueva de la Reina, acordaron reunirse el 28, para la elaboración de un mapa de zonas inundables, determinar los puntos de máximo riesgo e identificar viviendas y zonas anegables. (fuente: EFE)

en navidad… Alemania, bajo la nieve, casi vuelve al colapso.

Por muy poco Fráncfort, Múnich, Berlín y Düsseldorf vuelven a cerrar el tráfico aéreo… fue una falsa alarma pero sí hubo retrasos, y 40 vuelos cancelados. En el Aeropuerto internacional de Bruselas, entre 500 y 700 personas tuvieron que pasar la noche allí; y en el Charles De Gaulle, París,  otras 200 quedaron bloqueadas a causa de la nieve y el hielo.

.

Un desastre!!!

Actualización:  por nuestra parte, pudimos esquiar en la Vall de Boí, el último día del año 2010 y el primero del 2011!!!