Lo siento, me he retrasado! estuve preparando el álbum y la cena temática para este fin de semana, o sea…. que, hemos vuelto a Uganda invitando a cenar a unos amigos! los sabores de Uganda, intensos, ricos riquísimos, naturales, hechos a fuego… en breve os colgaré el menú y unas fotos ;)

Salimos de Katunguru al amanecer. A primera hora de la mañana, las praderas estaban vacías, ni rastro de animales (estarán vagos hoy?) y el cielo amenazaba gris…

Los cráteres cercanos al canal Kazinga proporcionan, desde hace 500 años, sal a la población, materia que sirve para el comercio y el trueque de la zona; desde la cima, se ven los sacos como pequeñas pecas blancas esperando en las orillas.

La pesca también es una de las actividades de la zona, pero su situación de pobreza lleva a tener que compartir los botes de pesca, no hay más… si, si! la comunidades comparten los botes, ¿como lo ves?.

Visitamos Katwe, situado entre el canal y el lago… un pueblo pequeñito, de casas muy humildes (cañas y barro), puedes ver a la gente frente a sus cocinas portables de leña, o lavando en la orilla embarrada… como comenté, fue una visita “especial”… traíamos bolígrafos para la escuela, pero estaba cerrada por ser domingo, así que los repartimos cerca de la lonja de pescadores… se armó un revuelo! en 5 minutos nos vimos invadidos y casi sepultados por 50 niños, que venían corriendo de cualquier parte! Que caras de felicidad!

Llegó después la larga carretera hasta Kasese, y los inacabables cultivos. Pensábamos que aguantaríamos el hambre, pero tuvimos que parar en Mohokya.

Nuevamente en camino, hasta Hima (fábrica de cemento) el asfalto era excelente, pero luego empezó a ser una auténtica montaña rusa… la furgoneta no se decidía e íbamos dando bandazos a derecha e izquierda… nos detuvimos en Ibanda, para comprar una caja de aguas de 24 ud (12.000 Ush).

Casi llegando a Nyakalengija village, encontramos unos operarios trabajando en una zanja que cruzaba completamente el camino, la cerraron provisionalmente con unos cuantos pedruscos (los justos para hacer encajar las ruedas sobre estos) y proseguimos por ese paisaje, ese valle selvático impresionante que nos acogió en las faldas de Rwenzori.

En una situación privilegiada, junto a las aguas del Mubuku, que recoge el deshielo de la tercera cumbre más alta de África (alcanza los 5.109 m en el pico Margarita, una cadenas montañosa impresionante), se encuentra el Ruboni Campsite (también aquí)! uno de los lugares más especiales de nuestro viaje.

Nombres:

  • Rwenzori recibe varios nombres, y cuenta con gran número de leyendas; lo llaman “el rey de las nubes”, “fabricante de lluvia”, “las montañas de la luna”, “los dientes del cocodrilo”… en definitiva, un macizo de 5 picos, que normalmente se encuentra oculto entre nubes.
  • Ruboni significa, “agua pura“.

El camp, se divide en dos zonas.

(1) La zona de habitaciones, cercana a la puerta de entrada, para no tener que acarrear las mochilas más de la cuenta;

(2) La zona común: cocina, comedor, bar… y la terracita del bar ;)  Se sube por un camino de tablones de madera un poco empinado, pero en cuanto se dispersan los nubarrones y aparecen las montañas azules… se te olvida la cuesta, la panorámica es impresionante!.

Rodeado de bananeros y caña de azúcar, detrás de una valla de cañas, estaba nuestra choza azul turquesa. Era un lugar muy acogedor, estaba todo muy limpio, y como ya venía siendo habitual, estábamos solos! La habitación tenía baño interior… que lujazo!, con agua calienteeee!!!… súper lujazo!  En cuanto llegamos, nos tomaron nota para la cena, y ala! ya estábamos libres para visitar la comunidad.

Actividades (1) .

… por la tarde.

  • Village treck
  • (20.000 USh): estuvimos unas 3 h. pululando y hablando con los lugareños acerca de sus oficios: herrero y espiritualista, cestera, agricultores… Además colaboras con la comunidad, ya que el dinero que pagas se distribuye.

Bueno! nos llovió a jarrazos, pero nos pudimos refugiar en casa del granjero. Entre toda la comunidad compraron una vaca y una cerda, las cuidan por turnos; De la vaca reparten la leche y cuando cría la cerda, se reparten los cerditos.

La gente acarrea leña o comida de la forma habitual (con los fardos sobre la cabeza), pero por ser un lugar montañosos, también usan la tira en la frente.

Antes de cenar, subimos al comedor y leímos un ratito… y con el estómago lleno, practicamos el ludo!. A estas alturas, casi teníamos nuestro doctorado en cervezas de 500 ml terminado… en muy pocos pueblos puedes tomarte la cerveza fría, pero a todo se acostumbra el cuerpo. Las clasificaban/mos del siguiente modo:

  • The Bell 4% alcohol (para chicas). Producida en Luzira.
  • The Club 4,5% alcohol (para chicos).
  • The Nile Special 6,5% alcohol (para chicarrones!). Originarias de Jinja, en el nacimiento del Nilo.

Actividades (2) .

… a primera hora de la mañana.

  • Colina Nyakalengija
  • (20.000 USh): salida desde Ruboni, treck de 5h, bastante duro por tener muchos tramos campo a través y en terreno extremadamente resbaladizo: campos de patatas, bananeros, troncos putrefactos… aunque en la subida, tuvimos bonitas vistas de la comunidad, el antiguo lavatorio de minerales que data del 1950, y de las montañas de la Luna. Jacob nos acompañó en las dos excursiones! que buen chico!
  • Celebración del centenario de las cumbres Rwenzori, en 2006.
  • Servicios de treck a las Rwenzori: RMS service; RTS trekkers; AMA Abanyarwenzori mountaineering association (anterior web);

.

Por el “camino” (para llamarlo de algún modo), encontramos los árboles de flor roja. Machacada y hervida durante 3 horas, lo utilizan como calmante e anti-inflamatorio.

La comunidad Bakonjo pertenece al reino más belicoso de la história de Uganda, y con mucho orgullo. Defendieron las tierras hasta la saciedad y esto les confiere una personalidad, una sobriedad y un aplomo, duros como las rocas que los rodean.

Pasamos otra noche es el paraíso, y a la mañana siguiente… hacia Kasenda crater lakes!. Os lo contamos en el próximo post ;)

.