Hola gente!!!

Mirar que 2 peques, más monos, han nacido este año en nuestra ventana!

Pepet y Marieta! El gordo y el flaco! … ;) Es genial!

Cada primavera, las rápidas golindrinas vuelven al nidito que cuelga de nuestra ventana… no me parecen las mismas, aunque he leído que año tras año, lo reencuentran.  ¿h?

Ellas si que recorren kilómetros y kilómetros… las europeas y asiáticas, migran para invernar, hasta África y la India. Es todo un viaje!

Un mes antes de que aparezca la parejita, viene el aventurero, el ojeador, la avanzadilla, el inspector de sanidad de nidos (o la inspectora… aún no hemos desarrollado la capacidad de adivinarlo…); comprueba la morada, le tapa los agujerillos, llama a un@s amig@s, y entre todos lo limpian… lo acondicionan para la futura familia. Es el mes en que las golondrinas gritan más por las tardes… supongo que ellos, intentan agradar a las hembras! Cuando se hechan novia… bueno, todos sabemos…

Y un día cualquiera, ya te encuentras dos cabecitas desplumadas, ojitos desesperados, gritando al unísono para pedir, y pedir, y venga a gritar… dame una moscaaa! yo quiero un mosquito! yo, con un Cecidomyiidae o un Chironomidae, me conformo!

Dentro de 2 meses más o menos, desaparecerán otra vez… Ahhhh! el ciclo de la vida!

.

Actualización 15 Julio’10: Hoy, a primera hora de la mañana… Han empezado las prácticas de vuelo!!!